No pegues a una mujer… El amor es cosa de Dos… No de tres…

Publicado: 16 enero, 2014 en Actualidad, Las cosas del Bicentenario, Pensamiento

Chicos, ¿de qué coño vais? Resulta que os han educado en la igualdad y resulta que seguís en viviendo en el mismo vicio luctuoso que las generaciones pretéritas? Sigo leyendo o escuchando crueles historias con criminal final, y me preocupa. ¿De que vais?

maltrato

El asunto del maltrato es gravísimo. Tras múltiples campañas, los terribles resultados no aminoran. Creo que esta imagen resume perfectamente, que tras el drama, existe un terrible subyacente que hay que denunciar. El amor no puede aceptar el daño. JAMÁS y en FORMA ALGUNA. Nadie se engañe; amar y odiar, solo conduce a la violencia más extrema. Hay que saber abandonar. Hasta por amor.

Parece que no os enteráis todavía como funciona esto. A las mujeres no se les insulta, no se les pega, no se las martiriza. O se las quiere, o abandónalas sin más. No dudes en salir corriendo si albergas el menor sentimiento diferente a un amor tan ciego y despiadado, que no seas capaz de respirar. No dudes. El amor no acepta la escala del gris, y si no te sientes en blanco, no nos obsequies con tu color más negro. Si por cualquier razón, en tu alma anida la tibieza, no te quedes a investigarte como ha podido ser… Podrías encontrarte en la prisión de los débiles, pues sí, maltratar a una mujer, sólo es propio de la vileza de la debilidad. No la culpes a ella de que hayas entrado en la tierra de nadie, que tu corazón se haya podrido, y nos quieras expresar, que es posible amar, a la par que odiar.

O amas u odias, las dos cosas, no son posibles…

No te escudes en su comportamiento, pues ella, aunque te pese, no es tuya. Es suya. No me vengas a contar lo que te hizo o dejo de hacer, puesto que tu te quedaste. Abandónala. No se puede amar a quién se odia, del mismo modo, que no se odia a quién se ama. ¿No te enteras todavía? Tú creías, tu pensabas. Ella dijo, ella hizo… No te engañes, si no puedes quererla, no la quieras, pero no la pegues ni la maltrates. ¿No es quizás que la odias por ser tan cobarde y tan poca persona, tú, que no pudiste abandonarla aún sabiendo que ya no la querías? Malnacido no les hagas daño, tú eres quién ha firmado con el diablo. La pareja es cosa de dos, y tiene por contraparte al amor. Tú eres quién lo convirtió en un luctuoso y vergonzoso trío, donde conviven por igual, el amor, el odio y el desamor… Maltratador por debilidad y cobardía… ¿No te enteras todavía?

Un Saludo

Anuncios
comentarios
  1. alez dice:

    Me gusta! 🙂 Un saludo, primi 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s