El “tiki-taka” ha muerto

Publicado: 30 abril, 2014 en El Fútbol

¿Tuvo usted lector la suerte de ver el Bayern – Real Madrid de anoche? De ser afirmativo, tenga claro que usted observó uno de los partidos más redondos que se le pueden recordar al Real Madrid en su historia, y lo que es mejor, el punto de inflexión en una forma de entender el fútbol. O siendo justos, de que otro fútbol es posible. Anoche sucedió que el intocable futbol de toque, aquel heredero de lo que los holandeses llaman el fútbol total, quedó defenestrado.

taka” ha sido la constante dominante del balompié en los últimos diez años. Todo conjunto que se preciara, debía cuando menos, intentar dominar y mimar la pelota, considerar que su única relación posible con el futbolista, era la de manejarla a base de toque y toque. Oponerse a esta “entente” universal del fútbol pareciera de destripa terrones, de burdo cafre futbolístico y poco amante del espectáculo. La lección deportiva del Real Madrid, anoche en el Allianz Arena es el colofón a una serie de partidos que han pasado inadvertidos y que dejan a las claras que existe fútbol mucho más allá de tocar la pelota. También se puede hacer fútbol basado en bloque, verticalidad, pelotas, demolición…

sergio ramos

En el fútbol arcaico así se cerraban los partidos. Lo de ayer de Sergio Ramos con dos testarazos incontestables, fue escandaloso. Nadie se engañe, 0-4 en el marcador, dos goles de un central…. Y lo mejor es que el espectáculo fue defensivo. El Real Madrid no dio opción alguna.

Haciendo una rápida memoria, quizás el lector no recuerda como el fútbol de toque ha sido puesto en tela de juicio, pero no se puede pasar inadvertido de que algo está ocurriendo que va a cambiar la forma única de entender en el fútbol el sentido del espectáculo. A bote pronto recuerdo como exponentes de mis palabras, la final de la Confederaciones, la eliminación del FC Barcelona por el Atlético de Madrid, y como no la voladura del Allianz Arena anoche. En los tres ejemplos tenemos los mismos oponentes. De una lado el “fútbol de toque”, pirueta metafísica del deporte, de otro, la razón y el pragmatismo de sacar de tu equipo lo mejor posible sin tanto coño. En los tres casos, las victorias corresponden a lo “inexplicable”. Equipos que no destacaban frente a sus rivales por sus cualidades de mimo del esférico, arrasan con un simple argumento. Fútbol. Por que sí, aunque usted no pueda creerlo, el fútbol existía y existe, más allá del “tiki-taka”.

Bale-marca-gol-vuelve-hacer-campeon-Copa-Real-Madrid

Mencionados varios partidos de imposición del fútbol clásico, no fue menos la final de Copa del Rey. Una verdadera lección de pragmatismo.

El de anoche dejaría perplejos a los adeptos del enamoramiento del balón. Guardiola, paladín de esta praxis, frente a un pseudo-paleto del fútbol como un tal Ancellotti. Tal sería la situación que el Real Madrid se plantó en el Allianz Arena con una ventaja cortísima y un planteamiento en nada parecido a “falsos nueves”, 3-1-2-1-2-1, de las teorías del futbolín poeta, sino simplemente con un arcaico y sobrepasado 4-4-2 de antaño. Y la cosa es que nadie puede negar que nuevamente se ha impuesto el clásico fútbol al postmoderno. El Real Madrid era una máquina sólida en defensa y lo que es mejor; una verdadera trituradora en ataque. El fútbol de toque por contra aburre, dejando claro que es viable -por supuesto-, siempre que una pléyade de estrellas sobrehumanas circulen por tu plantilla. Para los demás, el fútbol de “te muerdo las pelotas”, “te ataco hasta en el vestuario”, es la opción más razonable.

guardiola

Guardiola, el que mea colonia. En el fútbol se han mezclado terminologías casi místicas, fruto de los resultados innegables. Pareciera que el fútbol dejaba de ser un deporte, para ser una filosofía vital. Los gurús de este momento histórico están de capa caída. El “futbol total” solo es viable con generaciones futbolísticas sobrehumanas y estados físicos casi sospechosos…

Nos sirva como botón de muestra de que el “tiki-taka” ha dejado de ser infalible. Nuestra selección debe adaptarse a que los técnicos y conjuntos, están hasta la coronilla, y han decidido crear el antídoto para el toque infinito del balón. De nada sirve tocar y tocar si enfrente tienes un conjunto dispuesto a presionarte y atacarte sin descanso, y por supuesto, preparado físicamente para recoger el guante. El “tiki-taka” nada tiene que hacer frente a un fútbol físico de “simples atletas”.

Un Saludo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s