Charlie Hebdo y el sofismo

Publicado: 9 enero, 2015 en Sin categoría

CHARLIE HEBDO.

Si algo tenía claro de CHARLIE HEBDO -revista que jamás habría comprado por su similitud exacta a El Jueves, de sátira de más bien mal gusto- es que entendía que no se podían “templar gaitas”. El uso de sofismas es contrario a la propia esencia de la sátira, que descata por directa y ofensiva… Había que llamar a las cosas por su nombre.

El sofisma ha corrompido al torpe, decadente y cobarde occidente. No es la necesidad de trazar en si extraordinarias lineas sobre el islam… -ya hubiera querido el nazismo esta estrambotica cirugía de separar lo radical de lo moderado…-, sino la propia COLABORACIÓN en la virtud de la OPRESIÓN; ya de soslayo y por fingido accidente nos han colado las bases de su monstruosidad y a nadie parece importarle. Colegios que retiran el cerdo de sus menús, crucifijos que vuelan de las escuelas, halal auto-impuesto a nuestros restaurantes, permisividad en la opresión del mantenimiento del velo y el burka -enseñas de la nueva estrella de David-. ¿Exigimos lo mismo en sus tierras? Sabemos que ni se nos ocurriría.

No hay que estar a favor del terror para trabajar para él. Simplemente hay que aceptar su dictado, capricho o imposición,  y lo que es peor, hacerlo encantado y pensando que con ello se combate el  fabulado “radicalismo”. Piensenlo la próxima vez que engañen a su razón en base al sofismo, y acaben por aceptar la ley del embudo. Ya saben quienes están en lo estrecho: Charlie Hebdo.

Un saludo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s