Archivos de la categoría ‘Actualidad’

El que aquí les habla no se destaca por su demagogia momentánea. Tampoco es adicto a las ideas de corte “marxista”. Hago la aclaración pues me voy a atrever a atacar de una vez el “orden establecido”. Justo creo que esta aclaración es debida a que creo que aún soy un verdadero defensor del “orden establecido” realmente… Otros por contra, están amparándose en una idea perversa de éste, justo para hacer, “de su capa un sayo”.

Si tuviera que definir el “orden establecido”, diría que son el cúmulo de circunstancias, leyes, situaciones, que llevan a una determinada sociedad a un objetivo concreto. En el caso de las sociedades demócratas y de economía de mercado, éste ineludiblemente va encaminado al bien común de la sociedad, dígase resumido al estado del bienestar. Hablo de estado de bienestar, puesto que todo movimiento democrático que no estuviera encaminado a la mejora vital de la sociedad, no merecía tal apelativo. Otros “órdenes establecidos” van encaminados a la supervivencia del estado, de una ideología, de un partido. Eso no son democracias, sino falacias. Ahondando más, diremos sobre este orden básico en las democracias, que son el todo que hace viable la normal convivencia de la sociedad, aunando la capacidad de supervivencia básica, con las capacidades ambiciosas de la misma. Si este es correcto, normalmente una sociedad progresará ineludiblemente.

diaz ferran

Lo reconozco. Me ha podido la discusión entre aspirantes a “empresario” del otro día. Me dejé llevar. A pregunta de que consideraban “empresario”, el resultado era prácticamente un aventurero sin escrúpulos. Me acordé de Gerardo Díaz Ferrán, que a la vez que arrogante nos mandaba a todos a trabajar más y por menos, se lo llevaba calentito. Para mí por contra, empresario es persona cuyas ambiciones se sustentan en límites morales básicos. Basta ya de “aventureros de la riqueza” cuyos riesgos los pagan el resto, mientras ellos ya diseñan su siguiente “aventura”…

El defecto de este asunto es cuando una parte u otra -da igual cual- pretenda abusar de este haciéndolo su “orden establecido” para su único beneficio. Cuando alguien pretende que este sistema de equilibrio perfecto, trabaje para sí mismo, dejando al resto al margen, comienza la frustración. Dígase que en el caso que me ocupa, algunos han tomado el control del mismo, olvidando lo que supone la vulneración del equilibrio. Recordaré que aquellos que creen que la situación les favorece, olvidan que justo tienen el control de la situación, debido a que la estabilidad de pasadas épocas y en consonancia la capacidad de satisfacción global, hicieron posible esta favorable ventaja. Habría que hacerles ver a muchísimos que arrebatan esta tranquilidad con alegría, que hubiera sido de su poderío en una sociedad sin paz social, que habría puesto en riesgo sus ambiciones, e incluso vida y haciendas.

Es insoportable contemplar que el razonamiento más básico para afrontar la crisis, está siendo la vulneración de la legalidad más básica, siempre que esta afecte a los más débiles del equilibrio. Me sonrojan como defensor acérrimo del liberalismo, que bajo su nombre se estén cometiendo verdaderos latrocinios legales. ¿En qué parte de la teoría económica liberal, dice que determinadas leyes son vulnerables y otras por contra intocables? Resulta que todo aquello que signifique “derecho” es atacable. Por contra el capítulo de “obligación” resulta inalterable. Para más inri, hasta estos valores no son estables, puesto que “derecho-obligación” son más o menos fundamentales, siempre que sean vistos desde arriba o desde abajo. Seré demagogo; ejemplo básico. En la creencia de algunos, son inalterables la hipoteca, los impuestos, los recibos. Por contra son fácilmente modificables, contratos, derechos, seguridades menores y diversas…

Como me muevo en círculos liberales, la sorpresa es todavía más mayúscula cuando escucho a los “cachorros” de la nueva generación ideológica que habrán de gestionar el “orden social” para hoy y el futuro. Para ellos el conjunto social, no es más que un inerte conglomerado de números, cifras y estadísticas, considerando que un “buen trabajo”, es conseguir meter a la sociedad en la faja apretada de un “low-cost”. La vulneración es absoluta. Con repugnante sorna, los defino como de la “escuela asiática” en definición a sus malos usos vergonzantes y en contrapartida del moralmente más elevado modelo de la “escuela austriaca” de Hayek. Llamados a gestionar el “orden social”, se han convertido en simples garantes de comisiones y plusvalías, en el beneficio de unos pocos. ESO NO ES LIBERALISMO.

trabajo

Y no me cuenten milongas. El “orden establecido” no puede generar intocables y vulnerables. La fórmula más óptima de funcionamiento es que todas las partes se sientan beneficiadas. El secuestro es evidente cuando se considera que es legítimo y vital para el “sistema” garantizar el ingreso de un banco por un documento firmado -por ejemplo-, y por contra, deshacer un contrato laboral también firmado de antemano, con la creación de siniestras figuras como el ERE y la Reforma Laboral. ¿A nadie se le ocurrió que si por ley se vulneran unas condiciones, otras deberían ser también modificadas? No. Usted siga pagando su hipoteca religiosamente, que yo no le pagaré su sueldo estipulado maliciosamente. Eso sí, es por el bien del “orden establecido”.

Si el sistema no es capaz de satisfacer TODAS las necesidades, este es defectuoso. Para incredulidad de muchos “capitalistas” y no menos “comunistas”, el mercado se fundamentó en una premisa básica; satisfacer las necesidades, y la más óptima redistribución de recursos. Sin más. El modelo actual, en nada tiene que ver con este proceso. Aquí se trata de proteger la capacidad de enriquecimiento de unos pocos, aún cuando esta se sobreponga a las necesidades globales de los muchos.El mercado y el liberalismo no puede consentir que el horizonte final, sea satisfacer las aspiraciones de unos pocos, frustrando a la mayoría de la sociedad. El ineficiente sistema comunista lo agradecerá al final. Hay que desterrar la idea de “orientalización económica” como base de actuación. La sociedad no puede soportar como la ley es papel mojado para los débiles, y férrea e inalterable para con los fuertes.

Sirva este pequeño manifiesto como recordatorio para muchos navegantes. Ser rico y poderoso, es legítimo. No tanto que para serlo se haya de apisonar la capacidad de supervivencia de la sociedad. Ser rico no puede ser sinónimo de patente de corso, injusticias y privaciones de los muchos. Sino trabajo, innovación, redistribución. El mercado no se creó para trasferir lo de muchos, al bolsillo de pocos… Para eso ya existía la aristocracia. La Gironda no nos lo perdonaría.

Un Saludo.

 

Chicos, ¿de qué coño vais? Resulta que os han educado en la igualdad y resulta que seguís en viviendo en el mismo vicio luctuoso que las generaciones pretéritas? Sigo leyendo o escuchando crueles historias con criminal final, y me preocupa. ¿De que vais?

maltrato

El asunto del maltrato es gravísimo. Tras múltiples campañas, los terribles resultados no aminoran. Creo que esta imagen resume perfectamente, que tras el drama, existe un terrible subyacente que hay que denunciar. El amor no puede aceptar el daño. JAMÁS y en FORMA ALGUNA. Nadie se engañe; amar y odiar, solo conduce a la violencia más extrema. Hay que saber abandonar. Hasta por amor.

Parece que no os enteráis todavía como funciona esto. A las mujeres no se les insulta, no se les pega, no se las martiriza. O se las quiere, o abandónalas sin más. No dudes en salir corriendo si albergas el menor sentimiento diferente a un amor tan ciego y despiadado, que no seas capaz de respirar. No dudes. El amor no acepta la escala del gris, y si no te sientes en blanco, no nos obsequies con tu color más negro. Si por cualquier razón, en tu alma anida la tibieza, no te quedes a investigarte como ha podido ser… Podrías encontrarte en la prisión de los débiles, pues sí, maltratar a una mujer, sólo es propio de la vileza de la debilidad. No la culpes a ella de que hayas entrado en la tierra de nadie, que tu corazón se haya podrido, y nos quieras expresar, que es posible amar, a la par que odiar.

O amas u odias, las dos cosas, no son posibles…

No te escudes en su comportamiento, pues ella, aunque te pese, no es tuya. Es suya. No me vengas a contar lo que te hizo o dejo de hacer, puesto que tu te quedaste. Abandónala. No se puede amar a quién se odia, del mismo modo, que no se odia a quién se ama. ¿No te enteras todavía? Tú creías, tu pensabas. Ella dijo, ella hizo… No te engañes, si no puedes quererla, no la quieras, pero no la pegues ni la maltrates. ¿No es quizás que la odias por ser tan cobarde y tan poca persona, tú, que no pudiste abandonarla aún sabiendo que ya no la querías? Malnacido no les hagas daño, tú eres quién ha firmado con el diablo. La pareja es cosa de dos, y tiene por contraparte al amor. Tú eres quién lo convirtió en un luctuoso y vergonzoso trío, donde conviven por igual, el amor, el odio y el desamor… Maltratador por debilidad y cobardía… ¿No te enteras todavía?

Un Saludo

El espíritu de Amritsar

Publicado: 30 noviembre, 2013 en Actualidad

Esta entrada va sobre Gibraltar. Y he decidido usar el recuerdo de Amritsar para evocar la cruda realidad de los restos coloniales del Imperio Británico. Antes de nada y por si alguien no lo sabe, recordar que Amritsar fue una masacre -en dicha ciudad-  del ejército británico sobre los nativos en la India, provocada como medio de “convencer” por las bravas de que la India era absolutamente un territorio de la Corona Británica.

Y se me viene a la memoria una y otra vez. Los últimos acontecimientos del contencioso de Gibraltar, las últimas asonadas de Fabián Picardo, el alcalde de Gibraltar, me recuerdan como los británicos enfocan el mantenimiento de su “poderío colonial” sobre los pueblos a los que les toca sufrirlos. Del espíritu de Amritsar quiero decir de cuando los pueblos subyugados por Su Majestad la Reina, ya pierden el miedo, y deciden exponer abiertamente, que hay es hora de que los ingleses, se vuelvan a casa. Porque no nos engañemos. Los ingleses en una breve analítica de sus historia, son los mayores presuntuosos de la cultura liberal y democrática, de la que se enorgullecen en un onanista mantra intestino, más cuando no han hecho más que vulnerar derechos, libertades y hasta arrebatar la vida, de todo aquel que no quiera su entendimiento de la cultura liberal. Para su psique es normal hablar de libertad y a la vez tener esclavos, siervos y vasallos. Muy normal.

amritsar

Masacre de Amritsar. El 13 de abril de 1919 las tropas del General Dyer asesinaron a 2000 personas en una plaza a la cual habían cerrado las salidas. Los ingleses siempre lo han tenido claro, la libertad es benefactora, si a ellos les conviene. El uso de la violencia como razón civilizadora. Paradoja. Evidentemente marcó el fin del Imperio Británico en la India. Siempre me ha sorprendido que la historia haya condenado como intolerables las apetencias coloniales del Káiser Guillermo de Alemania, condenándolas como provocadoras de la I guerra mundial, más cuando la muy democrática Gran Bretaña ya tenía este Imperio montado, dejando en muchos países enorme frustración.

El asunto de Gibraltar no es más que un exponente más -quizás de los últimos ante la reducción de su Imperio del Terror- de como los británicos siguen manteniendo esa extraordinaria habilidad para creerse paladines de las libertades, hasta cuando realizan acciones de dudoso calado moral. Gibraltar es una colonia, la ONU lo avala, sin embargo, son ellos los que mantienen una extraordinaria dialéctica de victimismo, insultado y vejando, a la nación en la que están desarrollando su actividad colonial. En este caso España. Evidente es la táctica a emplear para ocultar sus oscurantismos y bajezas morales, pero en efecto, de esta dicotomía, acaban tragándola convencidos. Para con los indios se usaba la necedad de que su presencia en la India era necesaria para evitar la caída en el caos de la nación sometida… Evidentemente si el caos lo provocaban ellos mismos, asesinando a cientos de hombre, mujeres y niños, alguna justificación diferente se inventaría.

ROYAL NAVY TASK GROUP FLEXES ITS MUSCLES IN THE MEDITERRANEAN

Resumiendo. Tú acatas lo que yo entiendo por bilateralidad, aliados, colaboración… Yo te mantengo una Colonia en tu territorio, para que no me cueste dinero la convierto en un paraíso fiscal, centro delincuente económico, cueva de contrabando, y tú debes mirar a otro lado. Si decides actuar, osas protestar, te avallasaré con las instituciones que pille. Si estas no me favorecen, pediré abandonarlas, y de paso te amenazo militarmente. Así de simple. ¿Alguien aún no lo entiende? Eso es el Reino Unido, si no lo crees, mira cualquier episodio de su historia…

Con Gibraltar lo han tenido muy fácil. España por motivo de su historia cercana y la vivencia de una dictadura, tiene una democracia joven y muy inexperta. Nuestro complejo democrático, nos ha hecho indefensos ante determinadas agresiones de lo que durante muchos años hemos creído las “naciones moralmente elevadas”. Reino Unido, ha sido un referente de este complejo. España ha tratado de evitar el uso de una dialéctica que podríamos llamar “agresiva”, siempre que coincidía con postulados de otras épocas. Daba igual que la situación lo mereciera, el trágala, estaba garantizado. Unas veces por salud de nuestro brote demócrata, otras por acceder a Europa o ser considerado una nación moderna, vaya usted a saber.  La cosa era sencilla. Si España recordaba que Reino Unido mantenía una colonia infumable en territorio fundamental español, desde el Reino Unido, sus instituciones, insinuaban que los españolas habíamos retornado a los “viejos usos”. Tras eso, la resistencia se desvanecía.

Fabian-Picardo-Real-Regimiento-Gibraltar_ECDIMA20131121_0012_4

Eso que está ahí tirado, resulta ser el Alcalde de Gibraltar. Si como lo ve usted. En plena escalada dialéctica, donde se atrevió a amenazar con disparar a las embarcaciones españolas si “son confundidas con terroristas”, el sujeto se va en plan cazador a unas maniobras con el Regimiento Gibraltar en Marruecos. Entre líderes políticos, solo vi este patético retrato en dos; Picardo y Putin. Estas son las payasadas británicas de enseñar las quijadas que encantan a su mercado interno.

Quizás desde España no nos hemos dado cuenta aún, pero ellos tienen una amplísima experiencia en cuanto al sometimiento de los pueblos. La falsedad de su autocomplacencia como el súmmum democrático y liberal, les hace ir por este mundo, dando lecciones del por qué de sus humillaciones. Por supuesto llega el día en que los diferentes pueblos humillados se acaban por dar cuenta de la trola británica, perfectamente pergeñada. Ahí es cuando se empieza a fraguar el espíritu de los Amritsar. Fallado el espejismo “civilizador”, la ventaja moral, los británicos pierden la flema y se muestran en su más cercana realidad. Tonterías fuera, fallado el armamento del complejo, su dialéctica se torna muy agresiva. De los “corazones y mentes” para pueblos desesperados y hambrientos, pasan al recurso de mera violencia. Gibraltar por supuesto está viviendo el avance de estas fases a paso agigantado.

picardo

La autocomplacencia lleva a pensar a los británico-llanitos, que cualquier cosa está permitida. Tras convocar al embajador español, amenazar, vejar… Como de costumbre. Me presento en una charla-coloquio que patrocina una Universidad española -que ya le vale, pero conociendo el “chozo” comprendo al “melonero”-, pensando que alguien me quiere escuchar. Pues no. Cuéntanos que ocurre si un español y un italiano van de turismo a la Roca, ambos con camisetas de su selección… ¿A quién ponéis de patitas en la frontera? Hay que tener la cara como el cemento armado. Ahora este orate, habla de odio… Sí, y mucho. Marcharse.

El contencioso ha sufrido un nuevo grave revés para los sucios intereses coloniales británicos con la intervención de la Comisión Europea. Ellos pagados en su complacencia, se creen que su vergonzoso caso de colonialismo vulgar, se puede andar aireando por ahí alegremente, y han solicitado una intervención que a la postre se ha tornado terrible. La comisión para mediar en los normales controles de frontera, ha dictaminado que Gibraltar es una cueva de contrabando, y que España tiene que velar por los intereses europeos, y punto. Evidentemente tras ese dictamen desfavorable han perdido las formas. En catarata se han lanzado al recurso de la violencia. Lo mismo importa que sea el necio de Picardo, que la siempre honorable Cámara de los Comunes. Desde esas instituciones, todas británicas, se están alardeando de la necesidad de “dar una lección a España”, de enseñarles los dientes, de mostrarles la flota… Cuanto me recuerda a la lección de Amritsar.

colas

La Unión Europea avala los controles en la frontera de Gibraltar. Faltaría más. Gibraltar es una Colonia que vive por encima de la media andaluza, vulnerando la economía de la región. El contrabando ya es un serio problema económico, tanto que en Algeciras hasta existe una campaña publicitaria tratando de concienciar -el 80 por ciento del tabaco consumido es de contrabando-. Gibraltar usa a los “trabajadores del peñón” -entrecomillo puesto que lo que nadie cuenta es que estos además de trabajar sacan el cartoncito y el depósito lleno- como rehén, tratando de evitarse las incomodidades de una frontera. España no debe ceder ni un milímetro en esa infamia colonial.

Y es que lo que pasa aquí es que no se les da la razón, y lo que deben saber, es que no se le va a dar -salvo una catástrofe socialista electoral, que no extrañen que sus servicios secretos ya estarán alentando -he dicho  y podremos ampliar su larga pezuña en la historia de España en próximos capítulos- -, y si supieran de su propia historia, deberían darse cuenta de que ya no tienen nada que ofrecer, tampoco en España, y su hora de partida debe fijarse. Picardo ha pasado de amenazar veladamente a las embarcaciones españolas en su famosa “podrían ser confundidos con terroristas y disparadas”, a ser recientemente expulsado de una charla injustificada en la UCA de Algeciras, por los que deberían haberse acomplejado o asustado. La hora está fijada y los británicos ya no pueden favorecerse más de la debilidad española por ellos patrocinada. Como españoles tenemos que tener claro que no se puede dar un paso atrás, que no deben engañarnos con el “camelo demócrata”, ni asustarnos de nuestros complejos.

Gibraltar es una vergüenza para la razón. Reino Unido debe comprender que no es viable hablar de relaciones bilaterales normales, mientras se pretenda sostener el “secuestro” de una parte fundamental de la nación española. España ha puesto todo de su parte, aliándose incluso con el Reino Unido, colaborando estrechamente, trazando el camino de la amistad. Los británicos demuestran que para ellos no existe esta, sino la sumisión a su criterio y apetencia. Ni un paso atrás, muy amistosamente…

Un Saludo.

Derecho a Decidir

Publicado: 24 septiembre, 2013 en Actualidad

Se acepta que en Cataluña se viva en un delirio colectivo y ya no se atenga a razón alguna. Desbordados de un romanticismo casi infantil, cualquier diálogo se torna absurdo en su festival vertiginoso. Otra cosa es que algunos que evidentemente no somos partícipes del asunto, todavía no hemos perdido un cierto sentido de la realidad. Los independentistas catalanes han pasado de aferrarse en la “autodeterminación”, a basar sus esperanzas en un extraño derecho aparecido de la nada; “el derecho a decidir”.

Los que todavía podemos, pensemos; ¿Qué es el derecho a decidir? Teóricamente, entre personas de evidentes déficits democráticos, aquellos que piensan que en democracia todo es defendible, sea el exabrupto que sea, la cosa estaría fetén. Derecho a decidir representaría para estos la obediencia final a una determinada voluntad colectiva. Sin más. ¿Correcto? Por supuesto evitando la incultura democrática, la cosa tendría muchísimos matices. Plantearé cosas simples. ¿Derecho a decidir podría significar que un grupo determinado y agrupado, decidiera por ejemplo, dejar de pagar impuestos? Podría ser. ¿Quizás ese mismo grupo considerara que parte del código penal no estaría dispuesta a cumplir? También. Detrás por supuesto, apariencia democrática, y un referéndum. Pataplás, hemos conseguido de golpe y porrazo, un “Derecho a Decidir” por la santa voluntad de unos “agrupados”.

artur_mas

Tengo seguro de que la sangre finalmente no llegará al rio, y que seguramente, el futuro de la nación española será mejor tras Artur Mas. Sin duda está llevando la deslealtad histórica de las instituciones catalanas tan lejos, que es posible que genere el efecto adverso más inesperado. De una vez los grandes partidos deben ponerse de acuerdo y poner coto al medievalismo regional. Es posible que ante la inmensa presión, acaben por abrir los ojos de la política nacional y que los códigos legales sean adecuados al entorno.

Evidentemente hasta el lector más “demócrata”, incluso independentistas, la alarma del “peligro” ha saltado. A pocos escapa que la voluntad de los unos no puede ser tenida como factor determinante en muchísimos aspectos de la vida cotidiana de una sociedad. Los descaros y excesos estarían a la orden del día. Evidentemente acabamos de dar básicamente en la raíz del por qué el “derecho a decidir” no es más que una paparrucha malintencionada. Un asunto como el eterno proceso independentista catalán, sólo podría ser planteado en la clásica y reconocible “autodeterminación”. Este paradójicamente no encajaría jamás en los sueños de esos “agrupados” malintencionados. Aquí no se trataría de un territorio colonial, ni de una ocupación militar, ni existen diferencias raciales -mal que le pese a los próceres del “rancionalismo” de paletería regional catalán”- o conflictos graves. De hecho Cataluña es una región fundamental de la propia España, tal que su pérdida supondría la eliminación total de la identidad española.

A sabiendas de que su proceso no es más que un “agrupamiento” sin fundamentos -me recuerda cada vez menos a particularidades autóctonas, y más a las “Padanias” egoístas de Humberto Bossi, el cual al menos tiene la honestidad de mostrar que no quiere compartir su vida con aquellos que considera más pobres-, la cosa se ha ido escapando de las manos por justo, no declarar las cosas por su verdadero nombre. Cataluña lleva décadas construyendo su inexistente “derecho a decidir”. Presentar la necesidad de “autodeterminación” ante la comunidad internacional, cuando España ha efectuado el mayor esfuerzo que conoce el orbe, en cuanto a integración personalizada de un territorio que conocen los tiempos, sería absolutamente absurdo e inentendible. En Cataluña lo saben bien, y de ahí que lleven treinta años preparando el terreno de su insolidaridad, mediante el uso de un inexistente derecho.

2-padres-d-ela-constitucion-espanola-78

Los llamados padres de la Constitución. No voy a hacer leña del árbol caído. Realmente para que su texto, una de las mayores amalgamas imposibles de historia, funcionara, se necesitaba algo tan importante como la lealtad y las ganas. Su redacción no contaba con la necesidad tan grande de “magnos” hombres en el futuro. No era un texto a prueba de egoísmos y deslealtades…

España justo ha cometido el gravísimo error de no contar con la deslealtad más absoluta eliminándose de sus verdaderos derechos, por la mera intención de creer en la posibilidad compleja de su encaje. Ni voluntades particulares ni leches. Aquel que siquiera mencione que a Cataluña le cuesta encajar en España, olvidará que poseen una administración que supera con creces la federalización, que sus competencias adquiridas sorprenden en el mundo, que España por no mantener, ni fuerzas armadas. Evidentemente España es quién debe comprender que todo el esfuerzo legal, constitucional, de los últimos cuarenta años, ha sido un mero engaño de la verdadera voluntad; no encajar e inventar el “derecho a decidir” a cualquier precio. Las propias instituciones catalanas emanadas de la Constitución Española, están a un solo paso de declararse en plena rebeldía. De ahí que sea necesaria generar la idea de que están respaldadas por unos derechos que no existen.

Estamos ante la última oportunidad. Muy poco inteligentes deberíamos ser para tratar de “negociar” sobre lo que no existe siquiera. Las instituciones catalanas han decidido “no pagar impuestos, o rechazar lo que no le conviene” de un modo unilateral y lo llaman independencia. Es lo mismo. En el campo de la lógica debería ser en el fondo una gran oportunidad esperar al “error” del referéndum y hacer cumplir la ley evitando la insumisión. Las instituciones catalanas de proseguir la senda de la rebeldía, deben ser suspendidas y revisadas en lo que ha sido un gravísimo error histórico de la democracia. Tristemente España vive amordazada de si misma, podrida en un estado de taifas que le fue impuesto a la medida de las ambiciones medievales vasco-catalanas. El caso que hoy trato, “derecho a decidir”, es la prueba palpable de la pérdida de nervio intelectual.  PSOE y PP, siguen alimentando la sinrazón, en base a sus necesidades electorales y el apoyo “rehén” de los escaños nacionalistas. Esperemos que la ilusión independentista, permita de una vez modificar las leyes y adecuarlas a la modernidad europea.

Constitucion_de_1978

Este texto fue aprobado por amplísima mayoría, Cataluña inclusive. En el mismo emanan las instituciones que hoy día se declaran en franca rebeldía y solicitan derechos inexistentes. Cataluña dispone de un sistema de autonomía que para acercarlo al federal debería de menguar… El encaje no es posible puesto que no se pretendió nunca.

Tengo claro que este texto no está dirigido a los participantes del corro de la patata catalán de 400 kilómetros. Estos, algunos hijos de murcianos, castellanos, andaluces… -disculpen, muchísimos, sorprendente- se han tragado el anzuelo de unos falsos derechos adheridos. No existen como tales, y solo perviven en la mente retorcida de aquellos que desde siempre, prefieren un principado medieval en el que hacer y deshacer. El resto, seguimos pensando.

Un Saludo.

Perdiendo la Esperanza

Publicado: 21 septiembre, 2013 en Actualidad

José Bono un político de los sombra y luz, y que paradójicamente podría venirle al pelo esta entrada, tuvo para con Esperanza Aguirre una de las definiciones más acertadas. En referencia a esa sonrisa patibularia de la que dispone la madrileña, espetó: “Besa de día, muerde de noche”. Acertadísimo. En política estamos acostumbrados al travestismo, pero las declaraciones últimas de la otrora “esperanza” de la derecha, dejan claro el funesto carácter ciclotímico de los políticos según sean o no sean. Una de Dr. Jeckill y Mr. Hyde.

Esperanza Aguirre se ha visto en Barcelona y ha expulsado toda la flema dañina que ha podido para con sus ahora antiguos compañeros de armas. Pareciera que lo quiere decir sin decirlo, pero sus palabras en el Círculo Ecuestre de Barcelona, no dejan lugar a dudas. Si mis sospechas ya venían de atrás, ahora puedo confirmarlo; su catadura moral y descaro, rozan lo vergonzoso. Eso sí, se le entiende todo, y como la cobarde que ha sido en muchísimas fases de la historia popular, pretende hacer leña del árbol caído. Árbol del poder que no pudo saciar. ¿Qué nos vienes a contar de la situación de Cataluña, de como hemos llegado, cuando tu dimisión no fue presentada mientras andabas ministrable? Ahora la ilustre señora nos recuerda de los errores cometidos, y de que España necesita ser “catalanizada”. Tontería y tontería que me deja claro el por qué de su retiro. Realmente Esperanza Aguirre no perdona su cobardía y no haber tenido los cojones de presentarse a dirigir el Partido Popular cuando tiempo tuvo. Se siente Señora.

esperanzaaguirre

Huir para seguir en política en la sombra. Ahora nos recuerda los errores del pasado -de los que ella buena culpa tiene por acción u omisión- y nos riñe de que deberíamos “catalanizarnos”. Señora, no hable para su concurrencia, y a la vez pretenda ser escuchada; Cataluña es una región privilegiada y malcriada por obra suya y de los gobiernos en los que usted callaba. Silente entonces, ahora nos afea por los vicios que la derecha, su derecha, no supo reconocer de la Constitución en adelante… Patética.

Pretende trazar un discurso a medida de la audiencia que le recibía, y por supuesto, de los males a raudales. Nos quería establecer una línea entre catalanismo independentista y moderado, como si eso ya existiera, y de que con otra de vergonzosa destrucción del estado se pudiera reconducir la situación. No Señora, usted es arte y parte. No puede venir a contar los errores en tercera persona, cuando usted ha sido fundamental en el cortoplacismo que nos condena. Quede claro que su discurso no vale un pimiento, puesto que únicamente ha pretendido actuar de jodedora oficial de los conmilitones de Mariano Rajoy, de poner un palo más en la complicada rueda de ese carro. Y es que sí, Señora, es usted una política muy ambiciosa y a la que el plumero se le ha visto. Es de los que sale huyendo de un partido tratando de que la masa se mueva y la aclame para su vuelta.

jose-bono

Espantoso ha tenido que ser el discurso de Esperanza Aguirre para recordar la definición de José Bono. Éste, otro extraordinario hombre menguante, lo mismo centralista que federalista, falangista que comunista…, te conocía perfectamente. Bien sabía que tras la sonrisa únicamente se encontraba la ambición. Entre malos que bien se conocen…

Tengo claro que un político que hace la “espantá” cobarde, como hizo usted, debería ser honesta y no volver a abrir su pico. Manía de querer influir y cumplir venganzas tras las bambalinas. Usted en un tema gravísimo ha querido ofender mediante el juego de las medias tintas. Tan pagada está usted de sí misma, que pensó que viviría el lujo de la polémica. Gracias a Dios, sus bobadas han pasado sin pena ni gloria. Usted en el Partido Popular ya no es nadie. Tengo claro que el siguiente movimiento no será estarse quietecita. Cuando caiga en la cuenta de que nadie la espera, y mucho menos se le escucha, caerá en el patetismo de formular un partido político o presentarse en alguna lista de alguien. Desde luego nada más que confirmar que usted tiene dos caras, como otros tantos… No le queda otra ya ha superado la línea del patetismo. Su visión ha quedado trasnochada y el discurso sólo demostraba que nos hizo un favor marchándose; políticamente agotada.

El asunto de la independencia de Cataluña no admite bobadas. Esperanza Aguirre hizo en su discurso lo único que sabe. Jugó a política en un tema que comienza a jugarnos malas pasadas. Sus palabras no han sorprendido al modo que ella esperaba, y en días se han perdido en el trasfondo de su línea intelectual; la nada. Querer lo que ha querido, solo denota que el socialista José Bono, otro como ella, la conocía perfectamente. Gran matrimonio de malvados se perdió el Congreso…

Un Saludo.

Resulta que la frase en latín que titula este texto la hizo grabar un gran Rey a lomo de sus cañones de artillería. El Rey Sol, Luís XIV, a la postre un adicto al juego de la guerra, como otros tantos, al menos nos lego una inteligente frase, que por supuesto nunca quiso cumplir. Del último recurso de reyes, al único. Por supuesto que la sola comparación produce sorna, pero al menos en base a la grandilocuencia del “enorme” Picardo, se la concederemos. Esperemos que si todo marcha igual, a modo de epitafio.

Temo reiterarme. Ya son bastantes entradas todas parecidas aunque ninguna iguales. Los acontecimientos sobre Gibraltar siguen mandando y como tal me siento obligado a dar mi opinión, y que cualquiera pueda opinar, pues sin este ejercicio, el asunto morirá, se enfriará una vez más, para gusto de los ingleses. No nos llamemos a engaño, la cosa pinta bien. Por supuesto siempre se admitirán mil matices, pero en el momento histórico que estamos, no andamos para andar posicionando, La Línea de la Contravalación. Hoy me ha dado por escuchar con pelos y señales la famosísima entrevista de la SER -como siempre vocero de todo aquello que pueda perjudicar el interés general- al alcalde de Gibraltar, Fabian Picardo. Cualquiera que viva conectado a los acontecimientos de la bahía de Algeciras, sabrá que su tono y fondo suelen ser iguales; siempre desafiantes y chulescos. No existiría connotación alguna, de no ser que por primera vez he sentido verdadera lástima por el chico gordito que tanto esta ayudando a la causa española. En un mismo “pack” -seguramente convencido de que en la SER estaba como en casa- ha querido dinamitar la moral española en base a los siempre conocidos tópicos de la propia hispanidad.

spain_britain

No se sienta el lector ofendido por mi fusión de banderas. Al único que ofende es a Fabian Picardo. España en aras de la modernidad no debe polemizar con un aliado -a veces tan ingrato- como es el Reino Unido. Nosotros a diferencia de los llanitos para con nosotros, no odiamos a los ingleses. España y Reino Unido, única realidad posible en el contencioso de Gibraltar. Macacos aparte…

En primer lugar ha querido dar cuenta del carácter verdaderamente liberal de la sociedad española, tratando de socavar el apoyo popular al gobierno, en base a su consejo de que este nos está engañando. Bien sabe el alcalde colono que los españoles no son crédulos de su “Señor”, y que las patrioterías aquí venden más bien poco. Por supuesto obviando que el aglutinador del “nacionalismo español” en torno a Gibraltar, justo es él. Tras su baldía intentona, ha tratado de utilizar el argumento con el que abro el texto; “Ultima Ratio Regis”. Menciona desesperado que España está conduciendo el asunto a un escalón “pre-bélico”. Bueno, que decir, ya quisiera el inglés-genovés de abuela republicana, una situación pre-bélica. Y es que este punto hay que matizarlo muchísimo. ¿Qué considera Picardo que es pro-belicismo español, plantarse por una vez y comenzar ha hacer cumplir el Tratado de Utrecht? En verdad que he quedado sorprendidísimo por el arraigo de la locura en su mente. Sea por el sostenimiento de sus privilegios, ya por el mantenimiento de la bicoca colonial, el jodido gordito, que no habrá dado una torta en su vida, sino más bien las habrá recibido, denota que preferiría una guerra entre España y Reino Unido, tal que pudiera mantener su estilo de vida aún pudiendo perderla. Recordarle que el ambiente pre-bélico serían dos divisiones, una acorazada y otra de montaña dispuestas en la frontera, además de la bahía infestada de navíos de guerra españoles. Que yo sepa la Armada Española no hizo acto de presencia, y mucho menos se declaró Defcom 2 para nuestras fuerzas terrestres… Únicamente se comenzó a vigilar la frontera y a patrullar las aguas, además de comenzar a mirar con lupa que está ocurriendo tras esa odiosa frontera. Evidentemente en lo que se entiende como status quo de la situación roca adentro, Gibraltar avanza y España calla. Esa es la postura fetén, la que le gusta a Picardo y seguramente la SER.

ultima_ratio_regis

Instaurado por Luis XIV para su artillería, finalmente adoptado por numerosísimos ejércitos. El “Ultimo Recurso de Reyes”, el último argumento, la guerra, parece ser la obsesión de la llanitería… Ahora que acercan sus verbenas populares, denotarán como siempre que no saben vivir sin el espíritu de Nelson corriendo por sus venas. Evidentemente Reino Unido no tiene el cuerpo para esas fiestas. El consumo interior del “narcótico bélico” ha generado durante generaciones de “macacos” una agradable sensación de seguridad. ¿Alguien piensa que España y Reino Unido se van a liar a mamporros por mantener el estatus privilegiado de una cueva de ladrones? No sean cándidos…

Finalizaba el pobre Picardo sorprendiéndome. Parece que va cayendo en la cuenta de que él y sus 30000 colonos, no son tan importantes para Reino Unido como se pensaba. Como no había tenido bastante y el grueso de sus tonterías alcanzado calibres extensos, una contra la propia metrópoli. El pensaba que en Downing Street, el papelajo al que ellos llaman constitución gibraltareña, lo sostendrían contra viento y marea, y si fuera necesario, dinamitarían las alianzas superiores con España en virtud a que ellos quieren seguir siendo Roca y Sotogrande, todo en uno. El Primer Ministro inglés, Cameron, ha pasado de mantener el, “haré lo que me diga el gordo”, ha venir como perro faldero a solicitar audiencia a Mariano Rajoy -sí, ese mismo que nos está contando trolas del asunto de Gibraltar-. Las últimas noticias nos revelan que no una, sino dos reuniones BILATERALES. Evidentemente a estas horas nuestro mórbido amigo debe estar en la alacena atiborrándose para paliar su estrés. Viéndoselo venir, espetaba esta mañana que “Cameron no tiene potestad”… ¿Palabras de un desesperado? Perdone usted señor alcalde Fabian; Cameron puede hacer con usted lo que le plazca. Esa es la verdadera realidad gibraltareña. Es más, usted sabe perfectamente que tiene las horas contadas en la poltrona concejil. Usted ha sido tan absolutamente egoísta en sus privilegios, que ha decidido que tenía potestad para enfrentar estos a España y Reino Unido. La realidad le va a poner a usted las cosas muy claras, y muy pronto. Usted existe y habla en la radio española -por defecto del Gobernador Militar Colonial-, puesto que España ha vivido en babia durante cerca de dos siglos, importándole más bien poco que ocurría en el Peñón de los macacos. En el momento que España se ha decidido, sus bravatas y chominadas a ninguna de las dos partes en litigio -España y Reino Unido- le importan absolutamente un carajo. ¿Entiende?

fabian_fabiana

El Fabian y su Señora. Esta fotografía siempre me llamó muchísimo la atención. Picardo aparece como protegido por su voluptuosa primera dama… Creo que en poco tiempo podrá estar feliz amamantado por su “mamita”, dedicado al bufete Hassans. ¡¡Chico parecieras un niño que de niño no le daban besitos!!! 

Queda claro que Fabian Picardo es cadáver político. Ni lo soportan los ingleses ni mucho menos los españoles. A él le cabe el inmenso honor de que cada vez que abre la boca, aparecen cientos o miles de “españoles apátridas” dispuestos a jurar bandera… Por si fuera poco el “honor imperial” británico, los boicots rancios y manidos a España, y todas las trastiendas mohosas de Trafalgar Square, están dejando paso a un consistente discurso inglés de; ¿pero que demonios hacemos allí, por qué favorecemos una casta de privilegiados contrabandistas a costa de España? Sus horas son las últimas y de ahí que usted escriba su propio epitafio al modo de los derrotados; y si no me hacen caso “yo apago las luces y me voy”. Pues señor Picardo, vaya cerrando, vacíe los ceniceros, desenchufe la plancha, puesto que Gibraltar ha dejado de ser la “tercera pata del banco”. Ustedes ya son lo que siempre debieron de ser; moneda de cambio entre la política exterior de dos naciones soberanas, España y Reino Unido. Los cañones, a suspirar y coger óxido mirando la Bahía de Algeciras.

España no debe ni contestar las memeces de este orate. Nuestra postura de cumplimiento de la lay, sostenimiento de la frontera, persecución del contrabando, están desquiciando el “orbe de los bandidos” que moran en las cavernas oscuras de esa roca española. Tengo claro que los ingleses tardarán en marchar, pero no avanzarán un solo paso más. El tiempo y las dificultades harán el resto del proceso. ¿Reino Unido? No Sotogrande y merindadades. ¿Sotogrande y merindades? No Reino Unido. Es así de fácil…

Un Saludo.

Negociar es cosa de tontos

Publicado: 27 agosto, 2013 en Actualidad

A vueltas de rabiosa actualidad, sigue siendo Gibraltar el motivo de mi inspiración. Quizás sea la falta de costumbre como hispano y esto de ver que las cosas de uno por fin tomadas en serio, me hace estar intelectualmente dislocado. El affaire Gibraltar continúa y en mentideros me llegan noticias de que al fin, las cosas favorecen a España y su postura de intransigencia. Y es que justo la más cerrada capacidad para negociar lo innegociable, es justo, la mejor forma de negociar.

La “democracia” nos ha incluido tópicos inalterables que a fuerza de fracasar no por ello son denostados. Una de las frases más absurdas de la comitiva democrática es la de “hablando se entiende la gente”. Para nada. El conflicto de Gibraltar es la viva muestra de que una vez más el hablar o negociar, no sirve absolutamente de nada. La “democracia” tiende a sobreponer la razón en la coletilla de que todo es negociable. Este es un gran mal de la constitución de la democracia, que se piensa a si misma como sistema capaz de soportar la estupidez más redonda, la memez más solemne. En el asunto Gibraltar negociar dejando de lado razones tan fundamentales como que Reino Unido ha establecido una colonia en un país soberano, y lo peor de todo, pretende perpetuarse en esta actividad, solo ha conducido a diálogos estériles basados en el “tu negocia que yo permanezco”.

margallo

Evidentemente sobre el ministro Margallo tengo mis dudas. Sin duda alguna su postura parece definida, pero no acabo de creerlo. Su “Gibraltar Español”, a modo de gracieta, por fin acabó por materializarse en un cambio de rumbo absoluto de la anterior política sobre la colonia inglesa de Gibraltar. Esperemos que comprenda que no debe sentarse a negociar si le regalan la chuchería de retirar los bloques de hormigón. Aquí hablamos de soberanía, no de supuestos derechos de pesca. De lo contrario, se acostumbrarán a afrentarnos para luego con poco contentarnos…

En los tres siglos de infamia británica sobre España, la realidad no deja lugar a dudas. España que tras la Guerra de Sucesión, se vio abocada a firmar cualquier cosa por la paz, perdió dos territorios que llamaremos fundamentales -como decir de los británicos la punta de Cornualles o el estuario del Támesis- que fueron Gibraltar y Menorca. De ambos uno permanece bajo soberanía británica -Gibraltar- y e l otro no -Menorca-. ¿En algún caso se consiguió algo mediante negociación? Absolutamente no. De Gibraltar tras un siglo XVIII bastante movido, no se consiguió desalojar a palos a los británicos. En Menorca las cosas fueron diferentes y se les pudo expulsar mediante el olor de la pólvora. Tras estos episodios dieciochescos, España decidió cambiar el rol británico de enemigo mortal a supuesto aliado. En nuestra candidez de política de exteriores, pensábamos que este cambio fundamental a la postre traería resultados. Pues pasados tres siglos, francamente no.

hague

La otra pata del bando; el ministro W. Hague. Por supuesto de Picardo ni hablo. Para mi el alcalde de la colonia de Gibraltar no solo no es parte del conflicto, sino que simplemente es un estorbo al que España no debe hacer ni caso. Dudo mucho que los ingleses sean tontos. Ellos saben perfectamente que han establecido en España una factoría colonial al más puro estilo de sus antros tercermundistas imperiales. Saben perfectamente que la situación es insostenible bajo el prisma de la razón y el sentido común… Pero aún cuentan con un arma; el carácter cínico del diálogo cuando no parte del raciocinio. Todo es discutible, todo negociable. NO, NI UNA REUNIÓN MÁS DISCUTIENDO SUPUESTOS DERECHOS O MARCOS DE CONVIVENCIA. SOBERANÍA O NADA MÁS.

En el asunto de Gibraltar se ha cambiado la histórica posición de uñas, por una absolutamente servil y colaboradora -salvando el islote del franquismo, donde al menos se hizo cumplir Utrecht y se consiguió incluir Gibraltar entres los territorios a descolonizar por la ONU- con el consiguiente resultado de no avanzar un metro en la reclamación, y por contra, más bien estar perdiendo terreno, política y físicamente. La postura británica al respecto deja claro que la resolución del conflicto jamás se dará de forma ordenada y negociada. Para su “foreign office”, España no es más que un país más de los humillados por las armas de Su Majestad. Su ideal imperialista está por encima de la consecuente necesidad de entenderse con un aliado. España no puede seguir ni un segundo más negociando lo innegociable. No se puede sentar en mesa alguna a discutir sobre el estatus de una colonia en su territorio fundamental.

Evidentemente no estoy clamando por llegar a las armas para resolver el asunto. Gibraltar no merece un solo disparo, ni mucho menos un muerto. España debe únicamente hacer todo cuanto esté en su mano para dificultar la supervivencia de la colonia en su seno. Conseguir ahora una victoria diplomática, para sentarse a negociar, nos llevará al punto de partida nuevamente. Le pese a quién le pese -teatralidad de Cameron aparte- al único que le debería interesar sentarse a negociar, deberían ser a los británicos. Si nos alegramos de que negocien, algo estamos haciendo mal…

Un Saludo.

No lo digo yo, lo dice un viejo dicho castellano, para cuando lo que se pretende es todo, aún cuando sea absolutamente contradictorio. Y es que la situación en el “conflicto diplomático” del Peñon de Gibraltar, empieza a tener muchísimo que ver con este descriptivo decir popular. Solo escuchar las reacciones de tanto el Gobierno Inglés, como de la Alcaldía colonial de Gibraltar, para darse cuenta que estos quieren lo que el cura quería… Joder y capellanía.

Del como hemos llega a esta situación no pienso escribir una sola línea. Además de haber dejado ya algunos puntillazos históricos en otras entradas de este blog, se me hace asperísimo tener que explicar en pleno siglo XXI una situación colonial dieciochesca. Resumido sería una soberbia frase que leí en un blog de El Confidencial; “el colonialismo es a las Relaciones Internacionales lo que la esclavitud a las relaciones laborales”. Punto final. Realmente es la situación en la que estamos; jaque mate, puesto que la situación a ojos de la modernidad, es simplemente infumable. Tal será la situación que eso se sabe entre las bambalinas de la alta política. En el Reino Unido llevan disfrutando una situación vergonzosa colonial sobre un supuesto aliado más de cincuenta años, y saben perfectamente que podrán gozarla otros trescientos años más, mientras alimenten el pasotismo político español. Ahora si, conocen perfectamente la precariedad de su estancia en Gibraltar, sabiendo que el primer día que España decida poner fin a la situación, no les quedará más que bajar la “Unión Jack”.

lalineaypenon

Que nadie se llame a engaño. La situación del Peñón es insostenible. Ellos saben que la única fortaleza que poseen es justamente la desidia histórica española. La “Roca”, haciendo deshonor a su nombre, en el siglo XXI no necesita cañones inmensos… Solamente llamar con fuerza y decir; Devolverla…

Justo las reacciones británicas, absolutamente desmedidas, arcaicas, propias de otros momentos históricos, me han dejado claro que sienten que el suelo tiembla bajo sus pies. Reino Unido conoce perfectamente cual es la realidad del Tratado de Utrecht, y que si bien es cierto que este consagra el disfrute de Gibraltar como británico, también deja claro como debe ser ese disfrute; no tanto. En una de sus “cura quería”, nos quieren recordar lo importantísimo del famoso Tratado en lo referente a la propiedad del peñasco, pero dejando claro que clausulas habría que eliminar por ser obsoletas; vamos las que les molestan. España manteniendo abierta la frontera, ya concede muchísimo más de lo que consagra Utrecht. Por supuesto es libre de abrir, cerrar, controlar, ralentizar, a su puro placer. Aquí los británicos consideran de nuevo inadmisible la situación. Saben bien que un paraíso fiscal al que hubiera que proporcionarle hasta el más básico de los servicios, pierde muchísimo interés, además de ver mermados sus jugosos ingresos.

En el estrambote de reacción inglés, apelan nada más y nada menos que a la Unión Europea; “joder y capellanía”. Vamos a ver, que es lo que quieren los ingleses. Llegado el punto de avanzar hacia la Unión Europea, el único garbanzo negro fueron justo los británicos. Ni aceptaron la plenitud de la moneda única, ni por supuesto, el Tratado de libre circulación. Resumiendo, otras más de querer las ventajas de un magno mercado económico, pero sin las responsabilidades solidarias. Ellos mantienen su Libra esterlina, y de paso, su control de fronteras. Genial nos parece, por supuesto, pero boquiabierto nos deja que esa independencia exigida, esa “patente de corso” que se les concedió, y que apunto estuvo de dar al traste con la Unión Europea como la conocemos, ellos justo la apelen y pataleen. Resulta que van a exigir a la Unión Europea que aplique normativas en territorios, que ellos fueron los encargados de mantener al margen. No me digan que no, manda bemoles.

David Cameron

Y Cameron lo sabe. El peñón británico es insostenible en el costado de un aliado, y como tal, en tanto que la herida sangre, habrá que salir corriendo. Por supuesto como británico, no le gustará ser él, quién la historia defina como el que devolvió el Peñón a sus legítimos propietarios; España. De ahí sus pataleos.

En vista de que ellos saben de la dependencia del grado de fortaleza de la diplomacia española, están tratando por todos los medios de lograr su paralización como históricamente lo hicieron. Ellos bien saben que lo único que les permite vivir como parásitos en España, es que justamente el país se contamine y considere innecesaria la reversión del peñasco a la geografía nacional. Así están coqueteando con cualquier agitador intramuros que la política española pueda tener. Del siglo XVIII recordaremos que la pretensión española, al menos se vio consagrada mediantes sendos tres sitios militares infructuosos. Del XIX sin embargo, no recordamos nada, puesto que España era un país absolutamente desestabilizado. Tal será la situación que existen hasta  un par de conatos británicos de poder ampliar las fronteras de “señorío” comarca del Campo de Gibraltar adentro. Evidentemente ellos siempre pretenderán que los españoles vean el asunto como algo menor, intrascendente.

La desesperación de ahora les viene concedida por la aparente decisión de basta ya, por parte de España. Por una vez en muchísimo tiempo, España responde a las agresiones con proporcionalidad y sin complejos. En otros tiempos el complejo y el mirarse el ombligo antes los británicos, nos hacia mirar hacia otro lado. Así la colonia de Gibraltar es como se ha convertido en un completo virus que de las fronteras de Utrecht, crece, se reproduce, extiende su metástasis. Los gibraltareños borrachos de nacionalismo -si una mezcla de hoy quiero la autodeterminación, mañana con más miedo soy el mejor británico- han elegido al mejor amigo de la causa española en siglos, Fabian Picardo. Los llanitos se consideran intocables puesto que sienten que España teme infantilmente al Reino Unido, y de ahí, al amparo de la matriz colonial, se han decidido a quitarse la careta, dejando de lado la teatral buena vecindad, para extenderse y pisotearnos.

 Picardo_Utrecht

Fabian Picardo, al que la historia recordará como el que provocó la entrega del Peñón a sus legítimos dueños. Este muchacho que agarra el tratado de Utrecht, en sus inmensas ambiciones de “Principe del Paraíso”, ha conseguido el mayor grado de disgusto, enemistad, impopularidad, que ningún otro llanito en la historia… En tiempo record. Vivo ejemplo del “lo que el cura quería, joder y capellanía”…

Las políticas del alcalde de la colonia de Gibraltar, han  sido demasiado. El chollo de los habitantes del paraíso fiscal ha sido tentado tanto que España se ha visto contra la  espada y la pared y ha decidido tirarse al frente. Ahora, lejos de hacer autocrítica y considerar que quizás no se debía haber insultado tanto el Tratado de Utrecht, se encierran en si mismos, negando que Fabian Picardo ha sido el detonante de la situación con su ínfula desmedida. Las citas a las Royal Navy y sus presencia en aguas de la bahía -aún siendo para maniobras programadas- son puestas en escena como el enseñar de incisivos de una bestia rabiosa. Realmente, ruido de sables fuera, es que la situación les está desbordando y no saben realmente como hacer para que España se desfonde así misma y acabe por conceder otros trescientos años más rendición a cuenta de su propia bilis.

Quede claro que por una vez los españoles no debemos picar en la trampa británica. Ellos solo se ofrecerán como aliados, siempre que España esté rendida. Para ellos la única disposición de negociar con España, es la del crecimiento del escarnio. Con Reino Unido sobre Gibraltar, nada hay que negociar puesto que eso siempre supondrá nuevas concesiones. El tiempo del diálogo ha sido agotado y abusado, ahora es momento de hacer valer nuestros derechos, retorne o no el Peñón a soberanía española.

Un Saludo.

Descarrilados

Publicado: 29 julio, 2013 en Actualidad

Pienso que el mejor homenaje que se le puede hacer a las víctimas de cualquier tragedia, es que para con ellas se use la verdad. Voy a poner nombre y apellidos al asunto antes de nada, por si alguno se quiere todavía bajar del artículo. Y es que de un tiempo a esta parte, la izquierda española se ha convertido en la pura esencia de la manipulación más dañina y asquerosa, cuando no, de un pervertimiento morboso que asusta.

Estos días de conmoción tras el descarrilamiento además del enorme sufrimiento que esta resultando todo lo acontecido, nos hemos tenido que ver envueltos en la enésima mala costumbre de una izquierda para nada democrática. El vicio le viene de lejos, podría decirse que es la propia esencia de la misma izquierda -la mentira y la manipulación popular-, pero de una década para acá, el asunto ya se torna sonrojante. Y es que se ve que la cosa ha funcionado. Cuando no se trata de la propia crisis, siempre se puede retorcer el terrorismo, sino hay estarán los petroleros, o vaya usted a saber sino los accidentes aéreos. Sea como fuere, el resorte salta. Tragedia que se viva en España, allí estarán los que frotan las manos alborozados en un ejercicio de cinismo sin parangón; la izquierda. Evidentemente el caso del tren Alvia siniestrado, no iba a ser menos.

accidente_tren

Accidente del tren Alvia. Aunque para algunos no sirva, las tragedias existen.. A veces fallan piezas, otras el software, otras un descuidado conductor. No siempre existe una conjura exterminadora para con los ciudadanos. Países con Reino Unido, Canadá o Estados Unidos, en la forma en que tratan sus tragedias, demuestran superioridad ética y moral. España no es tan maravillosa como algunos creemos…

Creo que a pocos españoles se les habrá escapado lo tristemente vivido en el asunto ferroviario; un tristísimo accidente, que a más vamos sabiendo, mayor tristeza causa. Resulta que el conductor de dicho ferrocarril, no prestaba toda la atención necesaria para poder llevar a término el viaje del cual estaba encargado. Algo tan absurdo como la distracción, concurre para que tengamos que soportar una pérdida dolorosísima. Aún cuando su consecuencia es nefasta, el factor desencadenante es tan extraordinariamente humano, que solamente se puede decir que Dios le perdone -al conductor-. Por su puesto su irresponsabilidad necia, nada tiene que ver con los que por contra, si dirigen muy bien sus críticas infundadas y sin justificación hacia cualquier movimiento de un gobierno, por el mero hecho de contemplar, que el mecanismo lleva muchos años funcionando. Para estos no hay posible perdón.

Poco importa la realidad, solamente “el fin justifica los medios”. En el absurdo malintencionado, estos canallas -pues no tienen otra definición- falsearán la verdad, la retorcerán, para tratar de culpabilizar a sus rivales políticos caiga quién caiga. Verdaderos profesionales de la desestabilización. Producido el terrible accidente, a algunos les  ha faltado tiempo para empezar con la siniestra cantinela, mierda profesional capaz de todo con tal de producir el efecto esperado. Se han tocado todos los disparadores posibles de la crispación popular; que si esto se debe a la falta de mantenimiento, que si es por la política de reducción de costes, que si los hospitales no estaban preparados, que si, que si, que si… Esta suerte de sinvergüenzas, antiguamente eran definidos como vulgares y despiadados agitadores, clásicos benefactores del sufrimiento que cualquier sociedad sufre al abrigo de las tragedias.

alvia

¿Qué hubiera sucedido si este hombre fatalmente hubiera fallecido? Os lo cuento. Claro caso de falta de mantenimiento, las balizas, los sistemas, explotación laboral…. Cualquier cosa hubiera servido para encender el temperamento del español. No me extrañaría que ahora que está socialmente demonizado, algún diario con nombre de país, lo haga afiliado del Partido Popular. ¡¡No menos!!

No he podido soportarlo una vez más. Ya llevamos una década dónde la izquierda no tiene más metodología que el uso torticero de la sociedad. Perdonen ustedes fanáticos mierdosos, optimizar el gasto público, evitando chorradas como el cheque bebé, el nefasto plan-E, reducir las multiplicidades funcionales de la administración, nada tiene que ver con lo que ustedes están contando. Putos desalmados, lo mismo juegan a arruinar un estado, que al pronto venden en el arreglo de su miseria, la causa de todos los males. Dejen de una maldita vez de enfrentar a los españoles mediante la técnica del agit-prop. Puedo entender que su basura programática se ha secado absolutamente de ideales y ya solo vierte víscera, también que sus clientes -sus votantes-, tengan la enorme tragadera de llamar accidentes, misiones de paz, reformas patriotas, a los suyo, vomitando sobre lo análogo cuando lo realiza sus antagonistas, todo es medianamente comprensible, pero por favor, no hagan el Don Tancredo, cuando se descubren sus basuras.

Evidentemente que estos bandoleros de la verdad, no esperaban que el caso tomara tintes tan dramáticamente absurdos y definidos. Cuanto habrían dado algunos por que ese conductor ferroviario hubiera colaborado con la causa, muriendo al efecto, y dejando el caso de dulce para su construcción en los miccionarios de creación de la opinión de izquierdas… ¡¡Qué inorpotunamente este señor se ha hundido y ha dicho la verdad sin permitir la construcción de la gran mentira!! Ahora no se escondan; váyanse a la puta mierda.

Un Saludo.

Hoy voy a hacer un ejercicio que no me gusta nada. Voy a dejarme llevar en manos de la conspiración y elucubrar algo que mi mente piensa sin ni mucho menos hacerlo. Quis custodiet ipsos custodes – Quién vigila a los vigilantes, alocución de Juvenal. La cosa es que de un tiempo a esta parte, determinadas noticias me llevan a pensar fresca esa obsesión de nuestros ancestros romanos, relativa a la corrupción, gran mal de nuestra sociedad civilizada. Para toda buena conspiración, hay que dejarse llevar. Pensemos por un momento.

Imaginemos un mundo aparente, dónde la corrupción es la fuerza dominante y motor del propio poder político. Tanto habría calado que no existiría resquicio ni actividad fuera de duda o sospecha. ¿Estamos? Bien. Evidentemente esta corrupción organizada necesitaría de un gran ejercicio de apariencias para poder haber sido desarrollada. La cosa es que tal sería el poder de la corruptela, que incluso los actos de teatralidad para combatirla, serían no más, que mayores actos de corrupción. Dígase que para mantener el sueño de los justos, se acabó por asimilar la corrupción como un acto menor, propio del boato y del poder, y que simplemente hay que guardar unas determinadas apariencias que sostengan mínimamente la precariedad de una sociedad a todas luces mentira. Así se hace como que se limpia toda aquella suciedad, mediante grandes operaciones mediáticas, enormes titulares contra la lacra de la corrupción, pero se “inventa” un método infalible para que todo aquello se quede en agua de borrajas.

Blesa

Siempre que escucho noticias del Sr. Blesa, me retumba en la mente la falacia de “igualdad, igualdad”. Imagino a al encausado medio, ladronzuelo de tres al cuarto, drogadicto, mentecato, dilatando su proceso solicitando la recusación del juez por “imparcialidad”. Hilarante verdad…. ? Recovecos y subterfugios existen, otra cosa es quién tiene el derecho REAL de su utilización.

 Una vez planteada la conspiración hipotética, lleva la hora de buscar los diferentes nexos de unión con la realidad, así haremos verosímil un mal sueño de una noche de verano… ¿No queda clara la sospecha de que en el estado actual, están ocurriendo cosas un tanto extrañas y aparentes? Enumeremos, pongamos nombre a bote pronto a los casos más llamativos:

-Caso Gürtel: Resulta que unas escuchas ilegales ordenadas por el entonces juez instructor, Baltasar Garzón, favorecen de forma enorme la causa de los encausados al vulnerarse sus derechos por vulneración de su intimidad…

-Caso Blesa: De modo parecido, también resulta que un exceso de celo de un juez, en este caso, José Elpidio Silva, produce la anulación por la audiencia de Madrid de la pieza principal de su encausamiento…

-Caso Noos: De repente dónde se dice que la Infanta Cristina había vendido unos trece inmuebles y fincas, un “error en la cadena” produce que el DNI de la misma figure, siendo completamente un fallo que esta debiera figurar…

infanta-cristina

Evidentemente que para la Infanta Cristina hace falta imparcialidad. Ni más justicia, ni menos. A veces algunas acciones del juez Castro, tienden a favorecer el linchamiento público de la Infanta, por ser Infanta de España -opinión subjetiva mía, por supuesto-. Su ejemplo aparece aquí en la rapidez en que se ha resuelto el supuesto error administrativo de hacienda. ¿Alguien se llega a creer que de no ser Vos quién sois, la cosa no le habría supuesto enormes problemas?

Podría seguir hasta la extenuación en una pléyade de estrambóticos y desorbitantes errores, excesos de celo, rupturas del derecho… Realmente me he decidido a los más mediáticos que así todos recordamos. La cosa es que la teoría de la conspiración está libremente está servida. Para uno que se mantiene al margen de las cloacas del poder, uno, dos, si cabe tres… Más quizás, pueden existir, pero cuando el asunto se generaliza, la mente empieza a jugar malas pasadas. Aquí comienza a caber cualquier cosa, incluso llegar a pensar que no existen fatales coincidencias ni errores pavorosos; para nada. Libre es el pensamiento que comienza a configurar la penosa idea de un sistema pergeñado para y por ellos. Evidentemente como parte de un enquistamiento de la corrupción. ¿Si uno quisiera “liberar” a otro, con una apariencia de justicia, evitando el déspota escándalo de la injusticia, no sería utilísimo el “factor fallo-error”? Piensen ustedes que habría ocurrido de ser por ejemplo su DNI el “doblado”, sus escuchas grabadas, o recusar a un determinado juez por exceso de celo… ¿Qué habría ocurrido? Contéstense así mismos…

Espero que sea fruto de una mala digestión. A mi modo de ver no existen los casuales generales. Los errores útiles, comienzan a sembrar dudas gravísimas e insalvables. Nos queda claro que nuestro sistema de sociedad está netamente corrompido, pero no hemos asimilado que ni siquiera la justicia y los “vigilantes”, sean parte del lodazal. Quis custodiet ipsos custodes… Quis custodiet ipsos custodes… Quis custodies ipsos custodes…

Un Saludo.

 

 

Los pecados Capitales

Publicado: 18 junio, 2013 en Actualidad, Pensamiento

José de la Cavada -responsable de relaciones laborales de la CEOE- se ha ganado a pulso su inclusión en el averno de los bocazas. Ya son varios aquellos, a los que su boca pierde y casualidades de la vida, como si de maldición se tratara, a más bocazas, mayor es la caída posterior. Recordaré ahora el caso del ínclito Díaz Ferrán que pasó de insultar a los trabajadores con su famoso “trabajar más, cobrar menos”, a la prisión por sus prácticas poco ortodoxas. Tanto como su boca.

José de la Cavada quiero pensar que llevado por el ambiente de un foro organizado por Adecco, dónde seguramente se dejó llevar, ha cargado contra los permisos por defunción que como derecho mantienen los trabajadores, cuatro días en caso desplazamiento a otra provincia. Para él está más que desfasado pues piensa que, “se hizo pensando que los viajes se hacen en diligencia, pues se dan cuatro días para un permiso por defunción que, evidentemente con los vehículos que hay ahora, se trata de horas de desplazamiento, o a veces de una hora”. No harto, también cargó contra la base de la legislación, mencionando; “que es copia en este caso de la legislación del franquismo, superprotectora y que no corresponde con la necesidad que tiene una persona para ir a un acontecimiento familiar de ese tipo”. Vamos en un golpe y porrazo, solicitó la reducción del citado permiso, y de golpe nos recordó que hasta en el franquismo, la situación laboral, parecía caminar por un derrotero más humano.

responsable-relaciones-laborales-CEOE-Jose-Cavada

José de la Cavada. Y anda que no tiene fácil el chiste. Mire usted, la CEOE es por supuesto necesaria. Del mismo modo que el trabajador tiene que estar representado, los empresarios también pueden. Otra cosa es que ustedes ya se van pareciendo a la SGAE. Dictámenes demoledores, moralidad ausente. Al menos le deseo a usted mejor suerte que al que fue su jefe empresarial y al que las últimas noticias sitúan como presunto golferas de tomo y lomo. ¿Ser un chorizo y mandar a la desesperación a miles de empleados por excéntricos caprichos no se ha quedado también obsoleto? Quizás deberían recomendar también a sus conmilitones como manejar una empresa y no vaciarla como monedero…

Y es aquí donde me veo necesitado de escribir unas líneas. Por encima de la frase a destiempo, de la patochada de empresario sin luces, me queda claro que tanta coincidencia en frases, la casualidad de tanta escasa sensibilidad, no discurre en empresarios de baja moralidad, sino únicamente a un derrotero nocivo del propio sistema capitalista. Antes de que mi lector habitual se ponga las manos en la cabeza, no, esto no es una negación del sistema, únicamente un avisa para navegantes, de hacía donde discurre el sin duda mejor sistema económico posible. Aclaración aparte, hay que revisar que sensibilidades se están adquiriendo en las escuelas de economía y relaciones laborales. Cuando tengo el gusto de discutir con jóvenes empresarios, encargados de la creación de la futura riqueza del país y por ende del empleo, quedo muchas veces sorprendido de la extraña deriva y la aceptación de conceptos económicos cuando menos dudosos. Realmente para entendernos, debería considerar el nacimiento de una nueva escuela económica en el capital; la “chino-oriental”….

trabajadores_china

Es doloroso contemplar como muchos economistas han caído presa de la trampa del capitalismo de desarrollo. Todos los avances sociales están en tela de juicio al observarse y comparar con países que no se debe. No se puede generar un mantra intelectual en torno a sostener la tasa de crecimiento de países en vías de desarrollo o con sistemas poco ortodoxos. La ensoñación “oriental” de mucho economista, solo funciona en oriente. Esto no es China, mal que algunos les pese.

La obsesión “oriental” es constante. Resulta que nuestros próceres económicos, viven obsesionados en ideas económicas que sólo suponen la “orientalización” de nuestra economía. El sistema capitalista está pasando de ser la mejor herramienta de progreso y bienestar, a un burdo proceso decadente, tendente a los mismos vicios que los experimentos más totalitarios. Algunos olvidan que cualquier sistema decente y moral, está basado en servir al pueblo, y no este al sistema. Los comunistas lo olvidaron y ya conocemos los resultados. Las cosas son como son, la mera mención a que con el “franquismo” la legislación laboral era más proteccionista, causa verdadero estupor. Quizás deberían explicar su concepto de sociedad de un modo más claro. La actual crisis es fruto de una vulneración del propio sistema llevada a cabo por la avaricia global. Está visto que las lecciones no se aprenden y algunos consideran más importante la salud del sistema, por encima incluso de las personas.

brasil2

Cuando estudiaba historia, siempre me llamaba la atención como los reyes y gobernantes podían estar tan cegados de la realidad. Aquellos no veían venir nunca, lo que se avecinaba. Ahora en el ejercicio de olvidar la historia para tener que repetirla, los nuevos “reyes” obvian lo que está ocurriendo. Eclosionan por doquier las revueltas de ciudadanos hastiados del desdén del poder, ya sea estatal que empresarial. En la imagen, Brasil  y sus extendidas protestas. Existe en el acerbo popular un dicho que dice; “cuando las barbas de tu vecino veas pelar, pon las tuyas a remojar”…. ¿Escuchan?

Fíjense incluso en el cortoplacismo y escasez de miras en los neo-planteamientos actuales; el mundo está reventando de “revueltas populares”, meras reacciones subsistenciales, convulsionando cada día más, y sin embargo los hay que no saben salir de la teoría de su probeta. ¿Están ciegos? El olvido desconsiderado de esta hueste de nuevos gestores y economistas, de las premisas sociales, son la base de la ruina actual. Su tratamiento antisocial, no puede ser bueno para la sociedad. Por supuesto que el “franquismo” era más proteccionista hacia el trabajador. ¿Acaso no era un dictadura? Evidentemente Franco no habría muerto en su cama de viejo, si el pueblo español hubiera tenido la nevera vacía. El “franquismo” económico funcionó, puesto que contó con el factor fundamental de un pueblo sin libertades, pero laboralmente medio contento. Cuando uno observa en Madrid la “Ciudad Pegaso”, barrio creado por dicha empresa para sus trabajadores, y se observa el planteamiento actual de merma constante, burla, y persecución… Las comparaciones son odiosas.

cinepegaso

Algo se tiene que estar haciendo mal. Por supuesto que no es necesario que nos proporcione la empresa vivienda y ocio como antaño, pero ni mucho menos se puede permitir la postración de la clase trabajadora. Esta miopía “técnica” va a traer gravísimos problemas. Deben recordar los señores empresarios, que su riqueza es lícita, por supuesto, pero está cimentada en la paz social. Sin esta, en una sociedad convulsa y revolucionada, los excesos acabarán con la riqueza por la mera supervivencia de los muchos frente a los pocos. ¿Es la verticalidad franquista? Puede ser… En la imagen el Cine Pegaso, de la Ciudad Pegaso. Algunos empresarios esta imagen les causa desvelo… Quizás lo que falte a los empresarios que exigen tanto a sus empleados, sea moralidad.

Evidentemente estamos en un punto clave de encrucijada. El capitalismo es un sistema fenomenal que compatibiliza la capacidad de llenar la despensa con mantener un mínimo digno de libertades, pero la actual deriva y línea intelectual debe ser revisada. La globalización económica se basa en la minimalización de costes y es un sistema práctico para el desarrollo, pero no debe ser tomada como base final del propio sistema. El sistema debe trabajar para el pueblo, y no este para el bienestar del sistema. Si nos basamos únicamente en la reducción de costes -sin diferenciar que la sociedad puede finalmente jibarizarse-, evidentemente se mejorará la “competencia”, pero básicamente llegaremos al punto de no tener con quién competir. No puede basarse nuestra clase empresarial únicamente en que determinados países se sostiene el crecimiento económico en base a reducciones draconianas de los derechos e ingresos, desigualdades laborales e injusticias legales. Occidente no puede mirar oriente. El “franquismo” le pese a quién le pese, a la derecha o a la izquierda, por una vez sirve de ejemplo de la capacidad de elección de un determinado modelo.

Entienda el que quiera entender, y quién no, que no lo haga. Evidente que llego a comprender las necesidades actuales, y considero que el esfuerzo es necesario. Existen determinados excesos pero ni mucho menos estoy clamando por el “socialismo”, sino más bien y por nuestro bien, que este no acabe triunfando en las ruinas de un capitalismo confuso y obtuso. Una declaración ridícula como la del permiso por defunción, ni sirve de ahorro costes laborales. Por contra solo genera incertidumbre entre aquellos que mueven el sistema; los trabajadores. Así nos va, esa es la credibilidad… El espíritu de Díaz Ferrán.

Un Saludo.

Pues sí, eso parece. Ding Jinhao resulta que estuvo allí. Cuando digo allí, no digo cualquier sitio, sino nada más y nada menos, que el famoso Templo de Luxor. Y es que el buen mozo no tuvo otra cosa que escribir en sus grabados, la muy interesante cita de “Din Jin Hao estuvo aquí”. Sí, como lo lee usted. Esa famosa cita, idéntica, que usted encontrará tras la puerta de un baño de un restaurante de carretera en la nacional IV, pero en caracteres del chino mandarín. Ahí es poco…

luxor

Ahí la fechoría del adolescente chino Din Jinhao… El realmente solo busca dejar su huella en el mundo. Cuando un graffiti es para algunos arte, cualquier cosa queda por esperar. No tengo nada contra los graffiteros, pero no todo puede ponerse en el mismo saco. Sino, cualquier será un “artista”….  Con salvedades pero esta historia me recuerda cierto Ecce hommo….  Cuanto artista…

Evidentemente la cosa pasará como una más del vandalismo sin más. Para el común de mortales, que esas cosas de Egipto son de visita seria, no pasará de una gamberrada de un chino cabroncete. Realmente podría ser, pero como la frasecita no tiene desperdicio, y además,  de últimas estos “atentados” culturales se repiten, me gustaría ir un poco más allá. Por supuesto que hoy día no es tiempo de civismo, más cuando la sociedad resulta que es la más cultivada de la historia. La que nos ha tocado vivir, es tremendamente insolente en lo que a cultura se refiere y por lo tanto, debemos ir acostumbrándonos a observar estas canalladas culturales. Educados nominalmente, pero terriblemente desmoralizados, los jóvenes de hoy día no vibran ante “conjuntos de piedras amontonadas”, como podrían decir ellos mismos. Sin tener la mala suerte de toparme con algunos de estos zopilotes, si puedo observar la indiferencia artística que entre ellos se produce.

andy_warhol

El día que se aceptó por cuatro ricachones decadentes, cansados de sexo fácil, drogas y trasgresión una visión relativizada del arte, el verdadero arte murió. Andy Warhol tuvo la suerte de caer en gracia a estos círculos podridos. Él siempre debió estar eternamente sorprendido de que su escaso genio artístico se viera tan desbordantemente premiado. De ahí que acuñara su célebre frase. “Todo el mundo debería tener derecho a sus quince minutos de gloria mediática…” Evidentemente sus seguidores no hacen más que buscarlos…

 

Resulta que no es un hecho casual.  Llevan décadas escuchando memeces relativistas sobre el arte y como tal, ya no saben reconocer una mierda de una maravilla. Que si MOMA, que si MOMO, que si graffitti que te COMO. Ahí radica el defecto. Bobos solemnes llevan décadas tratando de robar la nomenclatura del arte y por supuesto, en su intento, arrastran a la juventud llenándola de sus basuras artísticas. Todo es arte, mientras un MEMO lo diga. Resulta que n0 hay divisiones. Así es lógico y normal que existan estos atrevimientos a los que luego llamaremos “vandalismo”. No me convencen. Realmente para una generación escuchar en el mismo saco, Templo de Luxor y grafitti, ambos arte, es devastador. Es por eso que no existe rubor a la hora de mancillar verdaderas maravillas artísticas. Para los mozalbetes es una forma de “expresión” y como no, allí estará algún MEMO, Youtube, Twitter o Facebook, para reírles la gracia y proporcionarles lo que realmente es su verdadero objetivo; Los quince minutos de gloria prometidos por el idiota de Andy Warhol…

Un Saludo.