Si ves un virtuoso, ataca…

Publicado: 13 enero, 2014 en Pensamiento

Qué vivamos el oprobio de un cénit moral bastante indeseable no es ninguna sorpresa. Conversando el otro día con un viejo profesor de filosofía de cuyo nombre no debo acordarme, éste, con gran sarcasmo sonreía. Me decía que la sociedad evoluciona a valores morales que cuando él era joven, ni por asomo, pensaría que pudieran alcanzarse. Sin entrar en la magnitud del acierto o no, de la moral “new age”, simplemente me recordaba una máxima ineludible; que lo piensen muchos, no evita que pueda estar corrupto.

La idiotez hoy día es un valor en alza. Y claro, algunos han decidido llenar sus múltiples carencias tanto morales como emocionales, en base a sustratos de lo más variopinto. De entre las idioteces, una de las principales es la “humanización de los animales”. Sí, como suena. Se pudiera pensar que este movimiento social pudiera estar correspondido tras múltiples siglos de arrogancia humana, dónde nos hemos creído el culmen biológico de este planeta. Hasta aquí todo correcto. Es innegable que en base a la idea centrípeta del humano, muchas veces se han cometido muchísimas tropelías -de otro lado, no impropias tampoco para con los mismos humanos-. Por supuesto que la sociedad acierta a la hora de comenzar a mirar que es de los animales y de nuestra convivencia para con ellos. Por supuesto y como en todo, sería necesaria la siempre agradecida regla de los moderados; cualquier movimiento humano, sólo será fructífero, siempre y cuando, sea llevado a cabo marginando los radicalismos.

Pero como no, la historia es bien distinta. Una sociedad absolutamente abotargada, corrupta de sentimientos, aburrida como ninguna, para nada puede establecer una línea diferente que no sea la de la estricta militancia. El asunto de los “animales” está plenamente polarizado, como otros tantos de este pequeño planeta. Ser “animalista” no es menos que ser un fanático absurdo, engreído de bondades, solamente funcionales en la mente del propio sujeto. Como cualquier radicalismo, subyace la puritana idea de que todo aquel que no comparta ese “avanzado” punto de vista, poco menos debe ser un “enemigo de clase”, en este caso de especie. Y claro la ínfula crece al compás de las victorias de la batalla moral que es en sí, la propia sociedad. De logros que consideraremos legítimos, ya estamos cayendo en la “talibanización”, quedando la supuesta moral de los creyentes, por encima de incluso la propia ciencia.

caterina-simonsen

“Por mí muérete mañana, no sacrificaría a mi pez dorado por ti. Si hubieras muerto de niña, a nadie le habría importado. Por mí también podías morir a los nueve años, no se hacen experimentos en ningún animal, raza de bestias repugnantes”. Como leen. Yo soy honesto; aquellos que añaden al sufrimiento injusto, el insulto y la insolidaridad, deberían sentir en sus carnes la crueldad de la enfermedad y el verdadero desprecio social. ¿Usted lector, piensa que estos mamones no quieren sobrevivir y se dejarían morir alegremente para no dañar a su pececito? Hijos de puta, cuanta mala gente hay…

Me ha sorprendido que esta evolución de la batalla de las ideas, no esté encontrando el discurso adecuado por dejar el campo libre, a aquello “fanáticos”, cuyo mero argumento es su pura complacencia egoista. Leyendo entre noticias del mundo, leí el caso de una chica italiana llamada Caterina Sim0nsen, enferma con extraños síndromes, la cual cometió el error de ser honesta en su Facebook; “sin la experimentación animal, yo habría muerto a los nueve años”. Craso error. De inmediato cayó sobre ella el huracán facineroso de aquellos que se consideran “moralmente elevados”. Sirva como ejemplo una sola contestación… “Podrías morirte mañana, yo no sacrificaría a mi pez por ti… Evidentemente no se debe entrar en el error de debatir-rebatir con estos orates. Aquí tenemos un claro caso de lo que una idea podrida puede producir cuando se le permite seguir funcional.

Tiempo hace que los taurinos, cazadores, y otros tantos, parecieran haberse quedado sin argumentos ante los “supremos” animalistas, sin darse aún cuenta de que subyace en su interior simplemente esa amalgama de ideas aberradas. Ellos simplemente son personas desnortadas moralmente, incapaces de comprender más allá de lo que a sus tristes vidas acontecen y satisface, y por supuesto, víctimas del mal de la radicalización. Cuando un grupo salvaje, antepone el derecho de cualquier animal a la posibilidad vital de una persona, no hay que dudar, no sienta temor. Usted no tiene enfrente alguien, sino algo. Es la desmoralización la que lleva a tener que pararse a dudar, de si lo que exponen estos cafres, tiene algún sustrato intelectual. No, ni mucho menos. Estamos ante radicales salvajes, aquello que como los nazis, eran capaces de legislar en favor de la naturaleza, amar a sus perros, a la par de idear mecanismos de exterminio masivos.

El totalitarismo clásico, vestido de perrito, torito, pajarito o pececito. No dude usted, aquel que le diga los gravísimos efectos dramáticos de una “vivisección”, si usted no le diera en absoluto la razón, no dudaría un minuto en aplicársela a usted. Estamos ante figuras de neo-Hitler, hombre templado, educado, amante de los animales, virtuoso, independiente, seguro de si mismo, pero vano de moralidad en su interior. Un verdadero peligro para la humanidad. Cuidado con picar en la creencia de aquellos que someten su vida a la regla estricta de la “virtud”, animal, alimenticia, política… Lo mismo da, está usted hablando de un animal humano, un verdadero depredador irracional, un cazador exterminador…

Desde luego en cualquier foro idiota, encontrarán el alimento necesario para su radicalidad, aquí no. Como en muchísimos aspectos, este blog siempre se defenderá la humanidad como modelo estándar para aplicar la lógica, sin entrar a valorar más allá que la realidad más objetiva. Caterina Simonsen es vivo ejemplo. Aquí no se defenderá la incapacidad moral de pervertidos morales, y su espiral decadente hacia el mundo de la “virtud” subjetiva y autocomplaciente.

Un Saludo.

¿Manquepierda?

Publicado: 12 enero, 2014 en El Fútbol

El Betis fue el primer equipo andaluz tanto en jugar una final de Copa, como en militar en primera, y lo más importante, ganar el Titulo Nacional de Liga -la fotografía ilustra el equipo de la gesta-. Sólo ocho equipos han ganado la Liga…

En el año siguiente a la consecución del título, comienza la Guerra Civil española. Lo que debería haberse convertido en un equipo “grande”, se truncó. Estruct…uralmente el Betis estaba desvencijado; sus jugadores -mayoría republicanos- ya no estaban disponibles, su estadio deshecho había sido cuartel del CTV italiano, las arcas exiguas… Lejos de aceptar la moratoria que se le concedió de un año para tratar de tomar oxígeno, acabada la guerra decidió participar “con lo puesto”.

El Betis otrora equipo centelleante, pasó a ser un hazmerreir de los terrenos de juego. Malas actuaciones que lo llevaron en menos de una década, de Campeón en primera a la Tercera división. Caso además inaudito entre los campeones. Ninguno estuvo más allá de la Segunda División. Como fueran las cosas, el Betis perdió notoriedad y prácticamente nadie recordó en menos de quince años, quién había sido el Betis Balompié…

betiscampeonReal Betis Balompié campeón de Liga 34/35. Tras aquel logro, prácticamente desapareció, futbolísticamente y de la memoria colectiva…

De existir alguna mención era preguntarse el como unos cuantos, decidían luchar contra todo por mantener vivo a aquel equipucho sin suerte… Años de dureza, donde las directivas alimentaban a los futbolistas con los “costos” de sus señoras, donde el Betis visitaba campos, impropios para todo un Campeón de Liga. No se cobraba, no se existía…

Cual Ave Fénix, con los años el Betis renació de sus cenizas, y aquellos irreductibles, formaron el carácter futuro de lo que habría de ser la afición más dura y más fiel de todo el fútbol español, la afición bética…

En primera, segunda, o tercera, bético hasta que muera… ¿Todavía te preguntas el por qué?

Carta abierta a los “Anti-Mel”

Publicado: 15 diciembre, 2013 en El Fútbol

Bueno ha pasado lo que definiremos como el desafortunado debut de Garrido como técnico del Betis. Como escribía en la entrada anterior, quizás sea el que menos culpa tiene de todo cuanto voy a escribir ahora. El resultado de 5-1 a manos de la Real Sociedad, no quiero que lastre el resto del texto. Digo esto pues en el seno del beticismo, corre el runrún divisorio entre los que somos “Melistas”, y los que parecieran que no son tanto.

De ahí que defina como “carta abierta a los anti-mel”, pues creo que a estos la espesura del bosque, no les permite ver la pura realidad del Real Betis Balompié. Decir que acuso a su absurda dialéctica, pues desde semanas atrás, Mel en el banquillo, nos denostaban a los “Melistas” bajo los argumentos de que habíamos confundido el “Sacrosanto Betis” con la figura del entrenador. Pues miren ustedes, no. Sabemos perfectamente que un club de fútbol, nada tiene que ver con la permanencia o no, de un determinado técnico. El fútbol siendo cosa volátil, nada tiene que ver de estos aspectos. Otra cosa es que para con Mel, se haya actuado de malísima fe. Los que nos hemos hecho “Melistas” no lo hicimos por capricho, sino por quizás, querer bastante al Real Betis Balompié. Otros sin embargo, son aquellos que consideran que el Betis es un ente frío de quita y pon; los resultados ahora dejarán claro quién lleva la razón. Nos hicimos “Melistas”, al contemplar que por fin en el banquillo había un técnico bético; sí, aunque suene paradójico en el mundo de un deporte mercenario, José Mel Pérez, era uno de la casa.

De no haber sido Mel bético, habría salido corriendo de la casa a la primera jugarreta deportiva de desmonte de plantilla. Al contrario, el extinto entrenador, si creía tanto la “bobada sentimental” bética, que aceptaba las adversidades de una planificación deficiente y milagrosa. Por contra los “Anti-mel” son los que empatizan más con los que yo llamo, béticos de Twitter; aquellos a los que el Betis ha dado todo, y sin embargo han huido del mismo, al calor de la oferta más interesante. Nuestra cerrazón para con un entrenador, nada tiene que ver en que nos hayamos vuelto “majaretas” y consideremos que el Betis sin Mel no puede existir, sino que aquellos que hemos comprendido dónde está el Betis, y por quién. De Mel sólo decir que cogió la maquinaria en momento de lo más turbulento, y uno a uno, no sólo ha cumplido los objetivos, sino que ampliamente los ha superado. Y con cuatro retalitos.

afición-beticos-RECURSO

¿Y ahora que hacemos, a quién echamos? Miren, anti-melistas, son ustedes los que los que se han confundido. Mel no era el problema. Hacer un alineación era verdaderamente complicada con los Brian, Steinhoffer, Figueras… Prefiero no seguir. Garrido sin ser culpable, si aceptó llegar, “sin peticiones”. Esto y finalmente ser culpable es lo mismo. Es ocultar que otras cosas se habrán hecho bien, pero esta planificación, ha sido diseñada casi por un sevillista…

Hoy tras acabar el nefasto partido de Anoeta, ¿que argumento pueden tener los “Anti-Mel? El señor Garrido, al que sigo deseando la mejor suerte, pues es nuestra suerte, ha llegado para no poder aportar absolutamente nada. Es más, decrece, puesto que el guión preestablecido de su fichaje, nos ha recordado que a la plantilla no le hace falta nada de nada. Con Mel los había que decían que había perdido los papeles, y que debía salir… ¿Y hoy que ocurrió entonces? No es hacer leña del árbol caído. Realmente lo que mis ojos han observado hoy, es Mel, sin Mel, o sea, nos hemos gastado una pasta en su despido, para caer en la cuenta que nos vienen recordando los “Melistas”; el Betis con esta plantilla, está en segunda división. Tal ha sido la similitud con el Betis de la época Mel, que ha sufrido el mal del primer tiempo; ha presionado, ha tocado, parecía… Llegado el segundo tiempo, cuando la gasolina afloja, todas la carencias volvieron para hacerse patentes.

El Betis necesitaba no un cambio de entrenador, sino una planificación decente. El asunto económico existe, pero se ensombrece al despedir un entrenador, para hacer absolutamente lo mismo. ¿Eso es más decente que haber gastado un mínimo? El Betis gracias a Mel, ha jugado al “tocomocho”, trayendo durante tres temporadas jugadores de bajísimo nivel, a los que Mel debía comer el coco, pues parecían grandísimos peloteros. Ahora algunos caerán en la cuenta de que el Betis no había caído colista, por el agotamiento y pérdida de papeles de un entrenador, sino por una planificación absolutamente ridícula, para un equipo que debía participar en tres competiciones. La suerte de Mel decayó, y con ella, se aparecieron las absolutas carencias en la preparación de la temporada. ¿Ahora también culparemos a Mel de que el Betis sea el mismo? Ya quisiéramos…

Realmente he decidido escribir la entrada, puesto que el beticismo, siempre vive dividido por algo. La afición “Melista”, os guste o no, es lógico que esté muy enfadada y silbe de una vez a los verdaderos culpables; jugadores y una directiva descabezada. Esto no es ser “loperista” ni otras papanatas, sino simplemente realista. Hemos sacado del club, a una víctima del propio beticismo. Está visto que no se puede ser profeta en tu tierra…

Un Saludo.

Después de un largo periodo de relax institucional, tras vivir el beticismo uno de los periodos más oscuros de su historia -Era Lopera-, de nuevo volvemos a las andadas institucionales. Pareciera que esta entrada futbolística sobraría, puesto que el vaivén de técnicos es o era parte habitual del panorama del balompié español, y un cambio de entrenador que a la postre lleva al equipo en el último lugar y con una imagen espantosa, estaría desde luego justificada.

¿Cuál es el problema entonces? Pues que resulta que en el fútbol existe la fuerza de los resultados, pero tras las vivencias de otras épocas de malos usos, también se comenzaba a creer en la fuerza de un sentimiento o la propia palabra dada. Con el despido de Mel, el Betis ha vuelto a la gestión habitual de época loperiana. El Betis tras el “secuestro” del ditero, encaraba un futuro complicado lleno de incertidumbres. Era como si el Betis pos-Lopera fuera inviable por ser una unión ya indisoluble. Nadie sabía dónde empezaba el Betis y acababa Lopera o viceversa. Ante tal maremágnum surgió en segunda división la figura emergente del entrenador bético José Mel Pérez. Extraordinario caso, puesto que en fútbol los entrenadores son algo más que pasajero, de que una afición viniera a considerar a un ocupado temporal, parte de la familia. A eso se resume el desastre del “secuestro”. Ni una plantilla, ni una directiva, la afición solo consideraba reconocible y familiar, la figura de su técnico.

Mel

Realmente su trabajo en intachable, incluso en esta lamentable temporada. Con unos mimbres menguantes, José Mel Pérez, ha sabido generar la ilusión y estabilidad que la grada necesitaba. El bético por una vez, aceptaba lo que viniera. Del mismo modo que la directiva recordaba las limitaciones, el aficionado mostraba su preferencia. Ahora, cesado Mel, las responsabilidades se mirarán con lupa. Mereció al menos el “ultimátum”.

Tal sería la situación que los nuevos gestores béticos, supieron captar la sintonía existente entre aficionado y técnico, dejando claro que su figura era absolutamente intocable, un patrimonio más del propio beticismo. De José Mel Pérez, quedaban de lado sus carencias técnicas, sus manías observables, puesto que simplemente representaba sintonía y algo más apreciado aún; estabilidad en una casa desestabilizada y delirante. Evidentemente la fuerza de los resultados parecían confirmar la fortaleza del nexo. Ascenso a primera división, cómoda salvación, clasificación a competición europea con solvencia… Mel como entrenador se convirtió en una figura habitual de aquellos que frecuentamos el Benito Villamarín. Los jugadores cambiaban, Mel permanecía. El bético dormía plácido, a sabiendas que el banquillo era un perfecto aliado.

Esta temporada ha sido frenética. De nada le han servido los servicios prestados, en enorme dificultad y parafraseando la famosa jaculatoria del circo; “más difícil todavía”. La memoria cercana te lleva a pensar que cuando llegó Mel a segunda división, este dispuso de la mejor plantilla de su carrera como técnico verdiblanco. Cada año se dificultaba su trabajo, y cada año el servía de paraguas de una gestión cuando menos cuestionable. Por supuesto que es reconocido el estado actual del Real Betis Balompié, en pleno concurso de acreedores, con recursos limitadísimos, intervenido judicialmente. Otra cosa es que deportivamente además, se estén haciendo las cosas absolutamente con los pies. El Betis es un club en problemas -como tantos-, donde los malos usos vuelven en la medida de que los actuales gestores, no admiten, ni esperan, la saludable crítica. El Betis tiene problemas económicos, no me cuente usted más problemas; ese es el espíritu.

bosch-stosic-guillen

Bosch, Stosic, Guillén. Gestor, secretario técnico, presidente. Evidente que el Betis tiene un problema económico, pero muchas facetas deportivas están abandonadas a la suerte de la “magia” de un técnico. Mel ha tapado gestiones desastrosas del equipo, fichajes infumables, renovaciones ni intentadas… No puedo comparar con la gestión de Lopera, nefasta dónde las haya, pero no por la existencia de un pasado reprobable, todo vale. A Mel se le ha diseñado un equipo para ir farolillo, si él es cesado, otros deberían dimitir.

Y es que el fútbol no es ciencia exacta, y si a la actual junta directiva hay que atribuirle enormes méritos, el peso de los deméritos está a punto de explotar. La gestión económica se supone que es perfecta, pero recordemos, además esto es un club de fútbol. Es posible mantener coherencia económica, sin convertir el Club de Fútbol en un supermercado. El Betis puede encontrarse en la paradoja de acabar en muy poco tiempo en el lugar de partida pos- Lopera, con muchísimas estructuras más dañadas. El cambio de entrenador no puede ocultar que deportivamente no se ha trabajado eficazmente en una plantilla para tres competiciones, que no se hizo ni el más mínimo esfuerzo por renovar a una catarata de buenos canteranos que han salido literalmente “volando” del Betis, que los Bermejales, la cantera, ha sido prácticamente liquidada. Al contrario, se trata con su desaparición arreglar a toda prisa lo que como siempre en el fútbol, la pelota esquiva, suele revelar.

Para Lopera fue todo muy fácil mientras la bola entraba, y justo la fuerza de los malos resultados, denunciaron con voz viva, lo que allí estaba ocurriendo. Ahora en una triste repetición de la historia, el farolillo rojo, ha sacado a la luz, que el “secreto” de la aparente buena gestión económica, está basada en el ridículo proyecto de enmendarse a la buena suerte de un técnico ya desaparecido, reduciendo cualquier lógica gestión a la desparición. Ahora gritan con voz propia que el Betis B ha descendido a tercera división por una extraña renovación de cantera, basada en contrataciones de jugadores de otras canteras, y que ha dejado de surtir jugadores de inmediato, que se ha dejado destruir la plantilla, en base a la creencia, de que el todo a cien seguiría funcionando. José Mel Pérez ha pospuesto todas estas realidades sacando rendimiento sublime a unos jugadores francamente mediocres.

garrido

El tercero en discordia que toda historia debe tener. Realmente sin tener culpa de nada, ya tiene un durísimo hándicap que superar; hacer el milagro de los “panes y peces” que ha tenido que hacer el proyecto menguante de Mel. Le deseo la mejor de las suertes, puesto que de ello depende el bienestar del Betis. En su criterio y suerte, depende que la gestión mediocre no sea “descubierta”.

El error de la directiva actual, se basa en que el beticismo, del mismo modo que ellos han antepuestos los resultados económicos a la coherencia deportiva, había decidido que Mel debería ser el inquilino del banquillo, “saliera el sol por Antequera”. Por una vez, el técnico era uno de los nuestros y conociendo lo limitado de los fichajes, se pretendía que fuera el reflejo de la gestión general. Si el Betis no tenía plantilla, todos a segunda división. Por contra la directiva, pretende engañar la lógica, con un cambio de técnico que permita camuflar que de fútbol no tienen demasiada idea. Mel en su despedida y bastante cariacontecido, recordaba que en “tres meses se había venido abajo el trabajo de tres años”. Realmente el bueno de Mel, no caía en la cuenta de que había sido utilizado como parte del “milagroso” maquillaje de unos gestores bastante deficientes.

Dios quiera que su sustituto, Garrido, pueda servir de “milagrero” y ocultar como el Betis deportivamente está al filo de la navaja. Como bético quisiera poder olvidar a Mel con facilidad, pues eso significaría que lo deportivo ha pasado a un segundo plano de actualidad. Simplemente no puedo dejar de ser objetivo, y denunciar que la directiva está cometiendo fallos clamorosos en la gestión de un club de fútbol. En fin. Mucha suerte Mel…

Un Saludo.

El espíritu de Amritsar

Publicado: 30 noviembre, 2013 en Actualidad

Esta entrada va sobre Gibraltar. Y he decidido usar el recuerdo de Amritsar para evocar la cruda realidad de los restos coloniales del Imperio Británico. Antes de nada y por si alguien no lo sabe, recordar que Amritsar fue una masacre -en dicha ciudad-  del ejército británico sobre los nativos en la India, provocada como medio de “convencer” por las bravas de que la India era absolutamente un territorio de la Corona Británica.

Y se me viene a la memoria una y otra vez. Los últimos acontecimientos del contencioso de Gibraltar, las últimas asonadas de Fabián Picardo, el alcalde de Gibraltar, me recuerdan como los británicos enfocan el mantenimiento de su “poderío colonial” sobre los pueblos a los que les toca sufrirlos. Del espíritu de Amritsar quiero decir de cuando los pueblos subyugados por Su Majestad la Reina, ya pierden el miedo, y deciden exponer abiertamente, que hay es hora de que los ingleses, se vuelvan a casa. Porque no nos engañemos. Los ingleses en una breve analítica de sus historia, son los mayores presuntuosos de la cultura liberal y democrática, de la que se enorgullecen en un onanista mantra intestino, más cuando no han hecho más que vulnerar derechos, libertades y hasta arrebatar la vida, de todo aquel que no quiera su entendimiento de la cultura liberal. Para su psique es normal hablar de libertad y a la vez tener esclavos, siervos y vasallos. Muy normal.

amritsar

Masacre de Amritsar. El 13 de abril de 1919 las tropas del General Dyer asesinaron a 2000 personas en una plaza a la cual habían cerrado las salidas. Los ingleses siempre lo han tenido claro, la libertad es benefactora, si a ellos les conviene. El uso de la violencia como razón civilizadora. Paradoja. Evidentemente marcó el fin del Imperio Británico en la India. Siempre me ha sorprendido que la historia haya condenado como intolerables las apetencias coloniales del Káiser Guillermo de Alemania, condenándolas como provocadoras de la I guerra mundial, más cuando la muy democrática Gran Bretaña ya tenía este Imperio montado, dejando en muchos países enorme frustración.

El asunto de Gibraltar no es más que un exponente más -quizás de los últimos ante la reducción de su Imperio del Terror- de como los británicos siguen manteniendo esa extraordinaria habilidad para creerse paladines de las libertades, hasta cuando realizan acciones de dudoso calado moral. Gibraltar es una colonia, la ONU lo avala, sin embargo, son ellos los que mantienen una extraordinaria dialéctica de victimismo, insultado y vejando, a la nación en la que están desarrollando su actividad colonial. En este caso España. Evidente es la táctica a emplear para ocultar sus oscurantismos y bajezas morales, pero en efecto, de esta dicotomía, acaban tragándola convencidos. Para con los indios se usaba la necedad de que su presencia en la India era necesaria para evitar la caída en el caos de la nación sometida… Evidentemente si el caos lo provocaban ellos mismos, asesinando a cientos de hombre, mujeres y niños, alguna justificación diferente se inventaría.

ROYAL NAVY TASK GROUP FLEXES ITS MUSCLES IN THE MEDITERRANEAN

Resumiendo. Tú acatas lo que yo entiendo por bilateralidad, aliados, colaboración… Yo te mantengo una Colonia en tu territorio, para que no me cueste dinero la convierto en un paraíso fiscal, centro delincuente económico, cueva de contrabando, y tú debes mirar a otro lado. Si decides actuar, osas protestar, te avallasaré con las instituciones que pille. Si estas no me favorecen, pediré abandonarlas, y de paso te amenazo militarmente. Así de simple. ¿Alguien aún no lo entiende? Eso es el Reino Unido, si no lo crees, mira cualquier episodio de su historia…

Con Gibraltar lo han tenido muy fácil. España por motivo de su historia cercana y la vivencia de una dictadura, tiene una democracia joven y muy inexperta. Nuestro complejo democrático, nos ha hecho indefensos ante determinadas agresiones de lo que durante muchos años hemos creído las “naciones moralmente elevadas”. Reino Unido, ha sido un referente de este complejo. España ha tratado de evitar el uso de una dialéctica que podríamos llamar “agresiva”, siempre que coincidía con postulados de otras épocas. Daba igual que la situación lo mereciera, el trágala, estaba garantizado. Unas veces por salud de nuestro brote demócrata, otras por acceder a Europa o ser considerado una nación moderna, vaya usted a saber.  La cosa era sencilla. Si España recordaba que Reino Unido mantenía una colonia infumable en territorio fundamental español, desde el Reino Unido, sus instituciones, insinuaban que los españolas habíamos retornado a los “viejos usos”. Tras eso, la resistencia se desvanecía.

Fabian-Picardo-Real-Regimiento-Gibraltar_ECDIMA20131121_0012_4

Eso que está ahí tirado, resulta ser el Alcalde de Gibraltar. Si como lo ve usted. En plena escalada dialéctica, donde se atrevió a amenazar con disparar a las embarcaciones españolas si “son confundidas con terroristas”, el sujeto se va en plan cazador a unas maniobras con el Regimiento Gibraltar en Marruecos. Entre líderes políticos, solo vi este patético retrato en dos; Picardo y Putin. Estas son las payasadas británicas de enseñar las quijadas que encantan a su mercado interno.

Quizás desde España no nos hemos dado cuenta aún, pero ellos tienen una amplísima experiencia en cuanto al sometimiento de los pueblos. La falsedad de su autocomplacencia como el súmmum democrático y liberal, les hace ir por este mundo, dando lecciones del por qué de sus humillaciones. Por supuesto llega el día en que los diferentes pueblos humillados se acaban por dar cuenta de la trola británica, perfectamente pergeñada. Ahí es cuando se empieza a fraguar el espíritu de los Amritsar. Fallado el espejismo “civilizador”, la ventaja moral, los británicos pierden la flema y se muestran en su más cercana realidad. Tonterías fuera, fallado el armamento del complejo, su dialéctica se torna muy agresiva. De los “corazones y mentes” para pueblos desesperados y hambrientos, pasan al recurso de mera violencia. Gibraltar por supuesto está viviendo el avance de estas fases a paso agigantado.

picardo

La autocomplacencia lleva a pensar a los británico-llanitos, que cualquier cosa está permitida. Tras convocar al embajador español, amenazar, vejar… Como de costumbre. Me presento en una charla-coloquio que patrocina una Universidad española -que ya le vale, pero conociendo el “chozo” comprendo al “melonero”-, pensando que alguien me quiere escuchar. Pues no. Cuéntanos que ocurre si un español y un italiano van de turismo a la Roca, ambos con camisetas de su selección… ¿A quién ponéis de patitas en la frontera? Hay que tener la cara como el cemento armado. Ahora este orate, habla de odio… Sí, y mucho. Marcharse.

El contencioso ha sufrido un nuevo grave revés para los sucios intereses coloniales británicos con la intervención de la Comisión Europea. Ellos pagados en su complacencia, se creen que su vergonzoso caso de colonialismo vulgar, se puede andar aireando por ahí alegremente, y han solicitado una intervención que a la postre se ha tornado terrible. La comisión para mediar en los normales controles de frontera, ha dictaminado que Gibraltar es una cueva de contrabando, y que España tiene que velar por los intereses europeos, y punto. Evidentemente tras ese dictamen desfavorable han perdido las formas. En catarata se han lanzado al recurso de la violencia. Lo mismo importa que sea el necio de Picardo, que la siempre honorable Cámara de los Comunes. Desde esas instituciones, todas británicas, se están alardeando de la necesidad de “dar una lección a España”, de enseñarles los dientes, de mostrarles la flota… Cuanto me recuerda a la lección de Amritsar.

colas

La Unión Europea avala los controles en la frontera de Gibraltar. Faltaría más. Gibraltar es una Colonia que vive por encima de la media andaluza, vulnerando la economía de la región. El contrabando ya es un serio problema económico, tanto que en Algeciras hasta existe una campaña publicitaria tratando de concienciar -el 80 por ciento del tabaco consumido es de contrabando-. Gibraltar usa a los “trabajadores del peñón” -entrecomillo puesto que lo que nadie cuenta es que estos además de trabajar sacan el cartoncito y el depósito lleno- como rehén, tratando de evitarse las incomodidades de una frontera. España no debe ceder ni un milímetro en esa infamia colonial.

Y es que lo que pasa aquí es que no se les da la razón, y lo que deben saber, es que no se le va a dar -salvo una catástrofe socialista electoral, que no extrañen que sus servicios secretos ya estarán alentando -he dicho  y podremos ampliar su larga pezuña en la historia de España en próximos capítulos- -, y si supieran de su propia historia, deberían darse cuenta de que ya no tienen nada que ofrecer, tampoco en España, y su hora de partida debe fijarse. Picardo ha pasado de amenazar veladamente a las embarcaciones españolas en su famosa “podrían ser confundidos con terroristas y disparadas”, a ser recientemente expulsado de una charla injustificada en la UCA de Algeciras, por los que deberían haberse acomplejado o asustado. La hora está fijada y los británicos ya no pueden favorecerse más de la debilidad española por ellos patrocinada. Como españoles tenemos que tener claro que no se puede dar un paso atrás, que no deben engañarnos con el “camelo demócrata”, ni asustarnos de nuestros complejos.

Gibraltar es una vergüenza para la razón. Reino Unido debe comprender que no es viable hablar de relaciones bilaterales normales, mientras se pretenda sostener el “secuestro” de una parte fundamental de la nación española. España ha puesto todo de su parte, aliándose incluso con el Reino Unido, colaborando estrechamente, trazando el camino de la amistad. Los británicos demuestran que para ellos no existe esta, sino la sumisión a su criterio y apetencia. Ni un paso atrás, muy amistosamente…

Un Saludo.

El entierro de Kennedy

Publicado: 22 noviembre, 2013 en Sin categoría

Hoy se conmemora el asesinato de John Fitzgerald Kennedy, último presidente de los EEUU asesinado. Decir que por muchísimas razones siempre será un presidente mágico para el subconsciente colectivo de la humanidad. Bien sea por su final, y por ende la conspiración que suscita, tal vez por su maravillosa capacidad de absorver mediáticamente -sin duda alguna para la comunicación el primer presidente “moderno”, su figura no pasará jamás desapercibida. 

Si bien es cierto que esa magia a raudales de Kennedy, no hubiera soportado el veredicto de hoy día, por más conspiración o asesinato inesperado, en tanto que su oscura afición sexual por las faldas no habría pasado desapercibida para los medios mismos, que tanto por el hicieron.

image

Sea como fuere, lo que me ocupa es una de las fotos más impresionantes de la historia. Tras su asesinato el entierro, y mientras todos buscaban la conveniencia del féretro presidencial, Stan Stearns logró una de las tomas más fabulosas y soñadas para cualquier fotógrafo. John Kennedy Jr. tras indicaciones de su madre, saludando marcialmente al paso de la luctuosa comitiva. Mitad patética, mitad histórica, enorme captura….

Un Saludo.

Derecho a Decidir

Publicado: 24 septiembre, 2013 en Actualidad

Se acepta que en Cataluña se viva en un delirio colectivo y ya no se atenga a razón alguna. Desbordados de un romanticismo casi infantil, cualquier diálogo se torna absurdo en su festival vertiginoso. Otra cosa es que algunos que evidentemente no somos partícipes del asunto, todavía no hemos perdido un cierto sentido de la realidad. Los independentistas catalanes han pasado de aferrarse en la “autodeterminación”, a basar sus esperanzas en un extraño derecho aparecido de la nada; “el derecho a decidir”.

Los que todavía podemos, pensemos; ¿Qué es el derecho a decidir? Teóricamente, entre personas de evidentes déficits democráticos, aquellos que piensan que en democracia todo es defendible, sea el exabrupto que sea, la cosa estaría fetén. Derecho a decidir representaría para estos la obediencia final a una determinada voluntad colectiva. Sin más. ¿Correcto? Por supuesto evitando la incultura democrática, la cosa tendría muchísimos matices. Plantearé cosas simples. ¿Derecho a decidir podría significar que un grupo determinado y agrupado, decidiera por ejemplo, dejar de pagar impuestos? Podría ser. ¿Quizás ese mismo grupo considerara que parte del código penal no estaría dispuesta a cumplir? También. Detrás por supuesto, apariencia democrática, y un referéndum. Pataplás, hemos conseguido de golpe y porrazo, un “Derecho a Decidir” por la santa voluntad de unos “agrupados”.

artur_mas

Tengo seguro de que la sangre finalmente no llegará al rio, y que seguramente, el futuro de la nación española será mejor tras Artur Mas. Sin duda está llevando la deslealtad histórica de las instituciones catalanas tan lejos, que es posible que genere el efecto adverso más inesperado. De una vez los grandes partidos deben ponerse de acuerdo y poner coto al medievalismo regional. Es posible que ante la inmensa presión, acaben por abrir los ojos de la política nacional y que los códigos legales sean adecuados al entorno.

Evidentemente hasta el lector más “demócrata”, incluso independentistas, la alarma del “peligro” ha saltado. A pocos escapa que la voluntad de los unos no puede ser tenida como factor determinante en muchísimos aspectos de la vida cotidiana de una sociedad. Los descaros y excesos estarían a la orden del día. Evidentemente acabamos de dar básicamente en la raíz del por qué el “derecho a decidir” no es más que una paparrucha malintencionada. Un asunto como el eterno proceso independentista catalán, sólo podría ser planteado en la clásica y reconocible “autodeterminación”. Este paradójicamente no encajaría jamás en los sueños de esos “agrupados” malintencionados. Aquí no se trataría de un territorio colonial, ni de una ocupación militar, ni existen diferencias raciales -mal que le pese a los próceres del “rancionalismo” de paletería regional catalán”- o conflictos graves. De hecho Cataluña es una región fundamental de la propia España, tal que su pérdida supondría la eliminación total de la identidad española.

A sabiendas de que su proceso no es más que un “agrupamiento” sin fundamentos -me recuerda cada vez menos a particularidades autóctonas, y más a las “Padanias” egoístas de Humberto Bossi, el cual al menos tiene la honestidad de mostrar que no quiere compartir su vida con aquellos que considera más pobres-, la cosa se ha ido escapando de las manos por justo, no declarar las cosas por su verdadero nombre. Cataluña lleva décadas construyendo su inexistente “derecho a decidir”. Presentar la necesidad de “autodeterminación” ante la comunidad internacional, cuando España ha efectuado el mayor esfuerzo que conoce el orbe, en cuanto a integración personalizada de un territorio que conocen los tiempos, sería absolutamente absurdo e inentendible. En Cataluña lo saben bien, y de ahí que lleven treinta años preparando el terreno de su insolidaridad, mediante el uso de un inexistente derecho.

2-padres-d-ela-constitucion-espanola-78

Los llamados padres de la Constitución. No voy a hacer leña del árbol caído. Realmente para que su texto, una de las mayores amalgamas imposibles de historia, funcionara, se necesitaba algo tan importante como la lealtad y las ganas. Su redacción no contaba con la necesidad tan grande de “magnos” hombres en el futuro. No era un texto a prueba de egoísmos y deslealtades…

España justo ha cometido el gravísimo error de no contar con la deslealtad más absoluta eliminándose de sus verdaderos derechos, por la mera intención de creer en la posibilidad compleja de su encaje. Ni voluntades particulares ni leches. Aquel que siquiera mencione que a Cataluña le cuesta encajar en España, olvidará que poseen una administración que supera con creces la federalización, que sus competencias adquiridas sorprenden en el mundo, que España por no mantener, ni fuerzas armadas. Evidentemente España es quién debe comprender que todo el esfuerzo legal, constitucional, de los últimos cuarenta años, ha sido un mero engaño de la verdadera voluntad; no encajar e inventar el “derecho a decidir” a cualquier precio. Las propias instituciones catalanas emanadas de la Constitución Española, están a un solo paso de declararse en plena rebeldía. De ahí que sea necesaria generar la idea de que están respaldadas por unos derechos que no existen.

Estamos ante la última oportunidad. Muy poco inteligentes deberíamos ser para tratar de “negociar” sobre lo que no existe siquiera. Las instituciones catalanas han decidido “no pagar impuestos, o rechazar lo que no le conviene” de un modo unilateral y lo llaman independencia. Es lo mismo. En el campo de la lógica debería ser en el fondo una gran oportunidad esperar al “error” del referéndum y hacer cumplir la ley evitando la insumisión. Las instituciones catalanas de proseguir la senda de la rebeldía, deben ser suspendidas y revisadas en lo que ha sido un gravísimo error histórico de la democracia. Tristemente España vive amordazada de si misma, podrida en un estado de taifas que le fue impuesto a la medida de las ambiciones medievales vasco-catalanas. El caso que hoy trato, “derecho a decidir”, es la prueba palpable de la pérdida de nervio intelectual.  PSOE y PP, siguen alimentando la sinrazón, en base a sus necesidades electorales y el apoyo “rehén” de los escaños nacionalistas. Esperemos que la ilusión independentista, permita de una vez modificar las leyes y adecuarlas a la modernidad europea.

Constitucion_de_1978

Este texto fue aprobado por amplísima mayoría, Cataluña inclusive. En el mismo emanan las instituciones que hoy día se declaran en franca rebeldía y solicitan derechos inexistentes. Cataluña dispone de un sistema de autonomía que para acercarlo al federal debería de menguar… El encaje no es posible puesto que no se pretendió nunca.

Tengo claro que este texto no está dirigido a los participantes del corro de la patata catalán de 400 kilómetros. Estos, algunos hijos de murcianos, castellanos, andaluces… -disculpen, muchísimos, sorprendente- se han tragado el anzuelo de unos falsos derechos adheridos. No existen como tales, y solo perviven en la mente retorcida de aquellos que desde siempre, prefieren un principado medieval en el que hacer y deshacer. El resto, seguimos pensando.

Un Saludo.

Perdiendo la Esperanza

Publicado: 21 septiembre, 2013 en Actualidad

José Bono un político de los sombra y luz, y que paradójicamente podría venirle al pelo esta entrada, tuvo para con Esperanza Aguirre una de las definiciones más acertadas. En referencia a esa sonrisa patibularia de la que dispone la madrileña, espetó: “Besa de día, muerde de noche”. Acertadísimo. En política estamos acostumbrados al travestismo, pero las declaraciones últimas de la otrora “esperanza” de la derecha, dejan claro el funesto carácter ciclotímico de los políticos según sean o no sean. Una de Dr. Jeckill y Mr. Hyde.

Esperanza Aguirre se ha visto en Barcelona y ha expulsado toda la flema dañina que ha podido para con sus ahora antiguos compañeros de armas. Pareciera que lo quiere decir sin decirlo, pero sus palabras en el Círculo Ecuestre de Barcelona, no dejan lugar a dudas. Si mis sospechas ya venían de atrás, ahora puedo confirmarlo; su catadura moral y descaro, rozan lo vergonzoso. Eso sí, se le entiende todo, y como la cobarde que ha sido en muchísimas fases de la historia popular, pretende hacer leña del árbol caído. Árbol del poder que no pudo saciar. ¿Qué nos vienes a contar de la situación de Cataluña, de como hemos llegado, cuando tu dimisión no fue presentada mientras andabas ministrable? Ahora la ilustre señora nos recuerda de los errores cometidos, y de que España necesita ser “catalanizada”. Tontería y tontería que me deja claro el por qué de su retiro. Realmente Esperanza Aguirre no perdona su cobardía y no haber tenido los cojones de presentarse a dirigir el Partido Popular cuando tiempo tuvo. Se siente Señora.

esperanzaaguirre

Huir para seguir en política en la sombra. Ahora nos recuerda los errores del pasado -de los que ella buena culpa tiene por acción u omisión- y nos riñe de que deberíamos “catalanizarnos”. Señora, no hable para su concurrencia, y a la vez pretenda ser escuchada; Cataluña es una región privilegiada y malcriada por obra suya y de los gobiernos en los que usted callaba. Silente entonces, ahora nos afea por los vicios que la derecha, su derecha, no supo reconocer de la Constitución en adelante… Patética.

Pretende trazar un discurso a medida de la audiencia que le recibía, y por supuesto, de los males a raudales. Nos quería establecer una línea entre catalanismo independentista y moderado, como si eso ya existiera, y de que con otra de vergonzosa destrucción del estado se pudiera reconducir la situación. No Señora, usted es arte y parte. No puede venir a contar los errores en tercera persona, cuando usted ha sido fundamental en el cortoplacismo que nos condena. Quede claro que su discurso no vale un pimiento, puesto que únicamente ha pretendido actuar de jodedora oficial de los conmilitones de Mariano Rajoy, de poner un palo más en la complicada rueda de ese carro. Y es que sí, Señora, es usted una política muy ambiciosa y a la que el plumero se le ha visto. Es de los que sale huyendo de un partido tratando de que la masa se mueva y la aclame para su vuelta.

jose-bono

Espantoso ha tenido que ser el discurso de Esperanza Aguirre para recordar la definición de José Bono. Éste, otro extraordinario hombre menguante, lo mismo centralista que federalista, falangista que comunista…, te conocía perfectamente. Bien sabía que tras la sonrisa únicamente se encontraba la ambición. Entre malos que bien se conocen…

Tengo claro que un político que hace la “espantá” cobarde, como hizo usted, debería ser honesta y no volver a abrir su pico. Manía de querer influir y cumplir venganzas tras las bambalinas. Usted en un tema gravísimo ha querido ofender mediante el juego de las medias tintas. Tan pagada está usted de sí misma, que pensó que viviría el lujo de la polémica. Gracias a Dios, sus bobadas han pasado sin pena ni gloria. Usted en el Partido Popular ya no es nadie. Tengo claro que el siguiente movimiento no será estarse quietecita. Cuando caiga en la cuenta de que nadie la espera, y mucho menos se le escucha, caerá en el patetismo de formular un partido político o presentarse en alguna lista de alguien. Desde luego nada más que confirmar que usted tiene dos caras, como otros tantos… No le queda otra ya ha superado la línea del patetismo. Su visión ha quedado trasnochada y el discurso sólo demostraba que nos hizo un favor marchándose; políticamente agotada.

El asunto de la independencia de Cataluña no admite bobadas. Esperanza Aguirre hizo en su discurso lo único que sabe. Jugó a política en un tema que comienza a jugarnos malas pasadas. Sus palabras no han sorprendido al modo que ella esperaba, y en días se han perdido en el trasfondo de su línea intelectual; la nada. Querer lo que ha querido, solo denota que el socialista José Bono, otro como ella, la conocía perfectamente. Gran matrimonio de malvados se perdió el Congreso…

Un Saludo.

Resulta que la frase en latín que titula este texto la hizo grabar un gran Rey a lomo de sus cañones de artillería. El Rey Sol, Luís XIV, a la postre un adicto al juego de la guerra, como otros tantos, al menos nos lego una inteligente frase, que por supuesto nunca quiso cumplir. Del último recurso de reyes, al único. Por supuesto que la sola comparación produce sorna, pero al menos en base a la grandilocuencia del “enorme” Picardo, se la concederemos. Esperemos que si todo marcha igual, a modo de epitafio.

Temo reiterarme. Ya son bastantes entradas todas parecidas aunque ninguna iguales. Los acontecimientos sobre Gibraltar siguen mandando y como tal me siento obligado a dar mi opinión, y que cualquiera pueda opinar, pues sin este ejercicio, el asunto morirá, se enfriará una vez más, para gusto de los ingleses. No nos llamemos a engaño, la cosa pinta bien. Por supuesto siempre se admitirán mil matices, pero en el momento histórico que estamos, no andamos para andar posicionando, La Línea de la Contravalación. Hoy me ha dado por escuchar con pelos y señales la famosísima entrevista de la SER -como siempre vocero de todo aquello que pueda perjudicar el interés general- al alcalde de Gibraltar, Fabian Picardo. Cualquiera que viva conectado a los acontecimientos de la bahía de Algeciras, sabrá que su tono y fondo suelen ser iguales; siempre desafiantes y chulescos. No existiría connotación alguna, de no ser que por primera vez he sentido verdadera lástima por el chico gordito que tanto esta ayudando a la causa española. En un mismo “pack” -seguramente convencido de que en la SER estaba como en casa- ha querido dinamitar la moral española en base a los siempre conocidos tópicos de la propia hispanidad.

spain_britain

No se sienta el lector ofendido por mi fusión de banderas. Al único que ofende es a Fabian Picardo. España en aras de la modernidad no debe polemizar con un aliado -a veces tan ingrato- como es el Reino Unido. Nosotros a diferencia de los llanitos para con nosotros, no odiamos a los ingleses. España y Reino Unido, única realidad posible en el contencioso de Gibraltar. Macacos aparte…

En primer lugar ha querido dar cuenta del carácter verdaderamente liberal de la sociedad española, tratando de socavar el apoyo popular al gobierno, en base a su consejo de que este nos está engañando. Bien sabe el alcalde colono que los españoles no son crédulos de su “Señor”, y que las patrioterías aquí venden más bien poco. Por supuesto obviando que el aglutinador del “nacionalismo español” en torno a Gibraltar, justo es él. Tras su baldía intentona, ha tratado de utilizar el argumento con el que abro el texto; “Ultima Ratio Regis”. Menciona desesperado que España está conduciendo el asunto a un escalón “pre-bélico”. Bueno, que decir, ya quisiera el inglés-genovés de abuela republicana, una situación pre-bélica. Y es que este punto hay que matizarlo muchísimo. ¿Qué considera Picardo que es pro-belicismo español, plantarse por una vez y comenzar ha hacer cumplir el Tratado de Utrecht? En verdad que he quedado sorprendidísimo por el arraigo de la locura en su mente. Sea por el sostenimiento de sus privilegios, ya por el mantenimiento de la bicoca colonial, el jodido gordito, que no habrá dado una torta en su vida, sino más bien las habrá recibido, denota que preferiría una guerra entre España y Reino Unido, tal que pudiera mantener su estilo de vida aún pudiendo perderla. Recordarle que el ambiente pre-bélico serían dos divisiones, una acorazada y otra de montaña dispuestas en la frontera, además de la bahía infestada de navíos de guerra españoles. Que yo sepa la Armada Española no hizo acto de presencia, y mucho menos se declaró Defcom 2 para nuestras fuerzas terrestres… Únicamente se comenzó a vigilar la frontera y a patrullar las aguas, además de comenzar a mirar con lupa que está ocurriendo tras esa odiosa frontera. Evidentemente en lo que se entiende como status quo de la situación roca adentro, Gibraltar avanza y España calla. Esa es la postura fetén, la que le gusta a Picardo y seguramente la SER.

ultima_ratio_regis

Instaurado por Luis XIV para su artillería, finalmente adoptado por numerosísimos ejércitos. El “Ultimo Recurso de Reyes”, el último argumento, la guerra, parece ser la obsesión de la llanitería… Ahora que acercan sus verbenas populares, denotarán como siempre que no saben vivir sin el espíritu de Nelson corriendo por sus venas. Evidentemente Reino Unido no tiene el cuerpo para esas fiestas. El consumo interior del “narcótico bélico” ha generado durante generaciones de “macacos” una agradable sensación de seguridad. ¿Alguien piensa que España y Reino Unido se van a liar a mamporros por mantener el estatus privilegiado de una cueva de ladrones? No sean cándidos…

Finalizaba el pobre Picardo sorprendiéndome. Parece que va cayendo en la cuenta de que él y sus 30000 colonos, no son tan importantes para Reino Unido como se pensaba. Como no había tenido bastante y el grueso de sus tonterías alcanzado calibres extensos, una contra la propia metrópoli. El pensaba que en Downing Street, el papelajo al que ellos llaman constitución gibraltareña, lo sostendrían contra viento y marea, y si fuera necesario, dinamitarían las alianzas superiores con España en virtud a que ellos quieren seguir siendo Roca y Sotogrande, todo en uno. El Primer Ministro inglés, Cameron, ha pasado de mantener el, “haré lo que me diga el gordo”, ha venir como perro faldero a solicitar audiencia a Mariano Rajoy -sí, ese mismo que nos está contando trolas del asunto de Gibraltar-. Las últimas noticias nos revelan que no una, sino dos reuniones BILATERALES. Evidentemente a estas horas nuestro mórbido amigo debe estar en la alacena atiborrándose para paliar su estrés. Viéndoselo venir, espetaba esta mañana que “Cameron no tiene potestad”… ¿Palabras de un desesperado? Perdone usted señor alcalde Fabian; Cameron puede hacer con usted lo que le plazca. Esa es la verdadera realidad gibraltareña. Es más, usted sabe perfectamente que tiene las horas contadas en la poltrona concejil. Usted ha sido tan absolutamente egoísta en sus privilegios, que ha decidido que tenía potestad para enfrentar estos a España y Reino Unido. La realidad le va a poner a usted las cosas muy claras, y muy pronto. Usted existe y habla en la radio española -por defecto del Gobernador Militar Colonial-, puesto que España ha vivido en babia durante cerca de dos siglos, importándole más bien poco que ocurría en el Peñón de los macacos. En el momento que España se ha decidido, sus bravatas y chominadas a ninguna de las dos partes en litigio -España y Reino Unido- le importan absolutamente un carajo. ¿Entiende?

fabian_fabiana

El Fabian y su Señora. Esta fotografía siempre me llamó muchísimo la atención. Picardo aparece como protegido por su voluptuosa primera dama… Creo que en poco tiempo podrá estar feliz amamantado por su “mamita”, dedicado al bufete Hassans. ¡¡Chico parecieras un niño que de niño no le daban besitos!!! 

Queda claro que Fabian Picardo es cadáver político. Ni lo soportan los ingleses ni mucho menos los españoles. A él le cabe el inmenso honor de que cada vez que abre la boca, aparecen cientos o miles de “españoles apátridas” dispuestos a jurar bandera… Por si fuera poco el “honor imperial” británico, los boicots rancios y manidos a España, y todas las trastiendas mohosas de Trafalgar Square, están dejando paso a un consistente discurso inglés de; ¿pero que demonios hacemos allí, por qué favorecemos una casta de privilegiados contrabandistas a costa de España? Sus horas son las últimas y de ahí que usted escriba su propio epitafio al modo de los derrotados; y si no me hacen caso “yo apago las luces y me voy”. Pues señor Picardo, vaya cerrando, vacíe los ceniceros, desenchufe la plancha, puesto que Gibraltar ha dejado de ser la “tercera pata del banco”. Ustedes ya son lo que siempre debieron de ser; moneda de cambio entre la política exterior de dos naciones soberanas, España y Reino Unido. Los cañones, a suspirar y coger óxido mirando la Bahía de Algeciras.

España no debe ni contestar las memeces de este orate. Nuestra postura de cumplimiento de la lay, sostenimiento de la frontera, persecución del contrabando, están desquiciando el “orbe de los bandidos” que moran en las cavernas oscuras de esa roca española. Tengo claro que los ingleses tardarán en marchar, pero no avanzarán un solo paso más. El tiempo y las dificultades harán el resto del proceso. ¿Reino Unido? No Sotogrande y merindadades. ¿Sotogrande y merindades? No Reino Unido. Es así de fácil…

Un Saludo.

Negociar es cosa de tontos

Publicado: 27 agosto, 2013 en Actualidad

A vueltas de rabiosa actualidad, sigue siendo Gibraltar el motivo de mi inspiración. Quizás sea la falta de costumbre como hispano y esto de ver que las cosas de uno por fin tomadas en serio, me hace estar intelectualmente dislocado. El affaire Gibraltar continúa y en mentideros me llegan noticias de que al fin, las cosas favorecen a España y su postura de intransigencia. Y es que justo la más cerrada capacidad para negociar lo innegociable, es justo, la mejor forma de negociar.

La “democracia” nos ha incluido tópicos inalterables que a fuerza de fracasar no por ello son denostados. Una de las frases más absurdas de la comitiva democrática es la de “hablando se entiende la gente”. Para nada. El conflicto de Gibraltar es la viva muestra de que una vez más el hablar o negociar, no sirve absolutamente de nada. La “democracia” tiende a sobreponer la razón en la coletilla de que todo es negociable. Este es un gran mal de la constitución de la democracia, que se piensa a si misma como sistema capaz de soportar la estupidez más redonda, la memez más solemne. En el asunto Gibraltar negociar dejando de lado razones tan fundamentales como que Reino Unido ha establecido una colonia en un país soberano, y lo peor de todo, pretende perpetuarse en esta actividad, solo ha conducido a diálogos estériles basados en el “tu negocia que yo permanezco”.

margallo

Evidentemente sobre el ministro Margallo tengo mis dudas. Sin duda alguna su postura parece definida, pero no acabo de creerlo. Su “Gibraltar Español”, a modo de gracieta, por fin acabó por materializarse en un cambio de rumbo absoluto de la anterior política sobre la colonia inglesa de Gibraltar. Esperemos que comprenda que no debe sentarse a negociar si le regalan la chuchería de retirar los bloques de hormigón. Aquí hablamos de soberanía, no de supuestos derechos de pesca. De lo contrario, se acostumbrarán a afrentarnos para luego con poco contentarnos…

En los tres siglos de infamia británica sobre España, la realidad no deja lugar a dudas. España que tras la Guerra de Sucesión, se vio abocada a firmar cualquier cosa por la paz, perdió dos territorios que llamaremos fundamentales -como decir de los británicos la punta de Cornualles o el estuario del Támesis- que fueron Gibraltar y Menorca. De ambos uno permanece bajo soberanía británica -Gibraltar- y e l otro no -Menorca-. ¿En algún caso se consiguió algo mediante negociación? Absolutamente no. De Gibraltar tras un siglo XVIII bastante movido, no se consiguió desalojar a palos a los británicos. En Menorca las cosas fueron diferentes y se les pudo expulsar mediante el olor de la pólvora. Tras estos episodios dieciochescos, España decidió cambiar el rol británico de enemigo mortal a supuesto aliado. En nuestra candidez de política de exteriores, pensábamos que este cambio fundamental a la postre traería resultados. Pues pasados tres siglos, francamente no.

hague

La otra pata del bando; el ministro W. Hague. Por supuesto de Picardo ni hablo. Para mi el alcalde de la colonia de Gibraltar no solo no es parte del conflicto, sino que simplemente es un estorbo al que España no debe hacer ni caso. Dudo mucho que los ingleses sean tontos. Ellos saben perfectamente que han establecido en España una factoría colonial al más puro estilo de sus antros tercermundistas imperiales. Saben perfectamente que la situación es insostenible bajo el prisma de la razón y el sentido común… Pero aún cuentan con un arma; el carácter cínico del diálogo cuando no parte del raciocinio. Todo es discutible, todo negociable. NO, NI UNA REUNIÓN MÁS DISCUTIENDO SUPUESTOS DERECHOS O MARCOS DE CONVIVENCIA. SOBERANÍA O NADA MÁS.

En el asunto de Gibraltar se ha cambiado la histórica posición de uñas, por una absolutamente servil y colaboradora -salvando el islote del franquismo, donde al menos se hizo cumplir Utrecht y se consiguió incluir Gibraltar entres los territorios a descolonizar por la ONU- con el consiguiente resultado de no avanzar un metro en la reclamación, y por contra, más bien estar perdiendo terreno, política y físicamente. La postura británica al respecto deja claro que la resolución del conflicto jamás se dará de forma ordenada y negociada. Para su “foreign office”, España no es más que un país más de los humillados por las armas de Su Majestad. Su ideal imperialista está por encima de la consecuente necesidad de entenderse con un aliado. España no puede seguir ni un segundo más negociando lo innegociable. No se puede sentar en mesa alguna a discutir sobre el estatus de una colonia en su territorio fundamental.

Evidentemente no estoy clamando por llegar a las armas para resolver el asunto. Gibraltar no merece un solo disparo, ni mucho menos un muerto. España debe únicamente hacer todo cuanto esté en su mano para dificultar la supervivencia de la colonia en su seno. Conseguir ahora una victoria diplomática, para sentarse a negociar, nos llevará al punto de partida nuevamente. Le pese a quién le pese -teatralidad de Cameron aparte- al único que le debería interesar sentarse a negociar, deberían ser a los británicos. Si nos alegramos de que negocien, algo estamos haciendo mal…

Un Saludo.

No lo digo yo, lo dice un viejo dicho castellano, para cuando lo que se pretende es todo, aún cuando sea absolutamente contradictorio. Y es que la situación en el “conflicto diplomático” del Peñon de Gibraltar, empieza a tener muchísimo que ver con este descriptivo decir popular. Solo escuchar las reacciones de tanto el Gobierno Inglés, como de la Alcaldía colonial de Gibraltar, para darse cuenta que estos quieren lo que el cura quería… Joder y capellanía.

Del como hemos llega a esta situación no pienso escribir una sola línea. Además de haber dejado ya algunos puntillazos históricos en otras entradas de este blog, se me hace asperísimo tener que explicar en pleno siglo XXI una situación colonial dieciochesca. Resumido sería una soberbia frase que leí en un blog de El Confidencial; “el colonialismo es a las Relaciones Internacionales lo que la esclavitud a las relaciones laborales”. Punto final. Realmente es la situación en la que estamos; jaque mate, puesto que la situación a ojos de la modernidad, es simplemente infumable. Tal será la situación que eso se sabe entre las bambalinas de la alta política. En el Reino Unido llevan disfrutando una situación vergonzosa colonial sobre un supuesto aliado más de cincuenta años, y saben perfectamente que podrán gozarla otros trescientos años más, mientras alimenten el pasotismo político español. Ahora si, conocen perfectamente la precariedad de su estancia en Gibraltar, sabiendo que el primer día que España decida poner fin a la situación, no les quedará más que bajar la “Unión Jack”.

lalineaypenon

Que nadie se llame a engaño. La situación del Peñón es insostenible. Ellos saben que la única fortaleza que poseen es justamente la desidia histórica española. La “Roca”, haciendo deshonor a su nombre, en el siglo XXI no necesita cañones inmensos… Solamente llamar con fuerza y decir; Devolverla…

Justo las reacciones británicas, absolutamente desmedidas, arcaicas, propias de otros momentos históricos, me han dejado claro que sienten que el suelo tiembla bajo sus pies. Reino Unido conoce perfectamente cual es la realidad del Tratado de Utrecht, y que si bien es cierto que este consagra el disfrute de Gibraltar como británico, también deja claro como debe ser ese disfrute; no tanto. En una de sus “cura quería”, nos quieren recordar lo importantísimo del famoso Tratado en lo referente a la propiedad del peñasco, pero dejando claro que clausulas habría que eliminar por ser obsoletas; vamos las que les molestan. España manteniendo abierta la frontera, ya concede muchísimo más de lo que consagra Utrecht. Por supuesto es libre de abrir, cerrar, controlar, ralentizar, a su puro placer. Aquí los británicos consideran de nuevo inadmisible la situación. Saben bien que un paraíso fiscal al que hubiera que proporcionarle hasta el más básico de los servicios, pierde muchísimo interés, además de ver mermados sus jugosos ingresos.

En el estrambote de reacción inglés, apelan nada más y nada menos que a la Unión Europea; “joder y capellanía”. Vamos a ver, que es lo que quieren los ingleses. Llegado el punto de avanzar hacia la Unión Europea, el único garbanzo negro fueron justo los británicos. Ni aceptaron la plenitud de la moneda única, ni por supuesto, el Tratado de libre circulación. Resumiendo, otras más de querer las ventajas de un magno mercado económico, pero sin las responsabilidades solidarias. Ellos mantienen su Libra esterlina, y de paso, su control de fronteras. Genial nos parece, por supuesto, pero boquiabierto nos deja que esa independencia exigida, esa “patente de corso” que se les concedió, y que apunto estuvo de dar al traste con la Unión Europea como la conocemos, ellos justo la apelen y pataleen. Resulta que van a exigir a la Unión Europea que aplique normativas en territorios, que ellos fueron los encargados de mantener al margen. No me digan que no, manda bemoles.

David Cameron

Y Cameron lo sabe. El peñón británico es insostenible en el costado de un aliado, y como tal, en tanto que la herida sangre, habrá que salir corriendo. Por supuesto como británico, no le gustará ser él, quién la historia defina como el que devolvió el Peñón a sus legítimos propietarios; España. De ahí sus pataleos.

En vista de que ellos saben de la dependencia del grado de fortaleza de la diplomacia española, están tratando por todos los medios de lograr su paralización como históricamente lo hicieron. Ellos bien saben que lo único que les permite vivir como parásitos en España, es que justamente el país se contamine y considere innecesaria la reversión del peñasco a la geografía nacional. Así están coqueteando con cualquier agitador intramuros que la política española pueda tener. Del siglo XVIII recordaremos que la pretensión española, al menos se vio consagrada mediantes sendos tres sitios militares infructuosos. Del XIX sin embargo, no recordamos nada, puesto que España era un país absolutamente desestabilizado. Tal será la situación que existen hasta  un par de conatos británicos de poder ampliar las fronteras de “señorío” comarca del Campo de Gibraltar adentro. Evidentemente ellos siempre pretenderán que los españoles vean el asunto como algo menor, intrascendente.

La desesperación de ahora les viene concedida por la aparente decisión de basta ya, por parte de España. Por una vez en muchísimo tiempo, España responde a las agresiones con proporcionalidad y sin complejos. En otros tiempos el complejo y el mirarse el ombligo antes los británicos, nos hacia mirar hacia otro lado. Así la colonia de Gibraltar es como se ha convertido en un completo virus que de las fronteras de Utrecht, crece, se reproduce, extiende su metástasis. Los gibraltareños borrachos de nacionalismo -si una mezcla de hoy quiero la autodeterminación, mañana con más miedo soy el mejor británico- han elegido al mejor amigo de la causa española en siglos, Fabian Picardo. Los llanitos se consideran intocables puesto que sienten que España teme infantilmente al Reino Unido, y de ahí, al amparo de la matriz colonial, se han decidido a quitarse la careta, dejando de lado la teatral buena vecindad, para extenderse y pisotearnos.

 Picardo_Utrecht

Fabian Picardo, al que la historia recordará como el que provocó la entrega del Peñón a sus legítimos dueños. Este muchacho que agarra el tratado de Utrecht, en sus inmensas ambiciones de “Principe del Paraíso”, ha conseguido el mayor grado de disgusto, enemistad, impopularidad, que ningún otro llanito en la historia… En tiempo record. Vivo ejemplo del “lo que el cura quería, joder y capellanía”…

Las políticas del alcalde de la colonia de Gibraltar, han  sido demasiado. El chollo de los habitantes del paraíso fiscal ha sido tentado tanto que España se ha visto contra la  espada y la pared y ha decidido tirarse al frente. Ahora, lejos de hacer autocrítica y considerar que quizás no se debía haber insultado tanto el Tratado de Utrecht, se encierran en si mismos, negando que Fabian Picardo ha sido el detonante de la situación con su ínfula desmedida. Las citas a las Royal Navy y sus presencia en aguas de la bahía -aún siendo para maniobras programadas- son puestas en escena como el enseñar de incisivos de una bestia rabiosa. Realmente, ruido de sables fuera, es que la situación les está desbordando y no saben realmente como hacer para que España se desfonde así misma y acabe por conceder otros trescientos años más rendición a cuenta de su propia bilis.

Quede claro que por una vez los españoles no debemos picar en la trampa británica. Ellos solo se ofrecerán como aliados, siempre que España esté rendida. Para ellos la única disposición de negociar con España, es la del crecimiento del escarnio. Con Reino Unido sobre Gibraltar, nada hay que negociar puesto que eso siempre supondrá nuevas concesiones. El tiempo del diálogo ha sido agotado y abusado, ahora es momento de hacer valer nuestros derechos, retorne o no el Peñón a soberanía española.

Un Saludo.

Viene a significar Erasmo de Rotterdam la personificación de unos ideales muy elevados. Razonablemente la libertad de expresión y el propio librepensamiento le deben muchísimo. Hombre innegablemente avanzado a su época, Erasmo de Rotterdam, tuvo que vivir en un periodo de profundos cambios, donde su ideario humanista, bien poco pudo detener la debacle humana que supuso el Renacimiento. Y es que aún sonando profundamente positivo, el “Renacimiento” tiene su parte oscura, su intrahistoria terrible; los pollitos de Erasmo.

Existe la malversada idea de que el progreso, por el hecho de serlo, ya debe ser bueno. Un planteamiento de base normalmente rupturista, el progreso suele ser así,  suele tener buena acogida en el seno de una parte amplia de la sociedad. Así muchas veces, la bendición que suponen los avances, pueden inadvertidamente pasar a convertirse en totalmente lo contrario de lo que inicialmente parecieron querer decir. En la historia se nos muestran multitud de ideas que fueron planteadas, no fueron entendidas o aceptadas, y el futuro, por supuesto, fue el beneficiario. Para con Erasmo de Rotterdam, y su inquieta existencia, se usó la frase de “el puso el huevo, y Lutero lo incubó”. No menos famosa su respuesta; “pero yo no esperaba ese pollito”. Ahí está el matiz el matiz de la cuestión. En las ideas no solo hay que ser genial en su planteamiento, sino tener el tacto de saber si son adecuadas en tiempo y en espacio.

erasmo

Erasmo de Rotterdam 1466-1536. Sus Adagios, Elogios de la locura y su Traducción del Nuevo Testamento nos legan un pensador humanista de primera. De la generación de los que defino como utópicos; Tomás Moro, Collet, Linacre, planteó su “utopía” que el mundo no supo entender, o que el en su inteligencia no supo valorar. Llegados los problemas se escondió en la erudita independencia para no reconocer que quizás fue un tanto aventurado. Jamás rompió formalmente con la Iglesia Católica, si bien simpatizaba con la Reforma. En la turbulencia por el creada, solo supo decir…. “yo no esperaba este pollito”. Triste epitafio de una mente privilegiada.

Erasmo de Rotterdam vino a exponer realidades crudas y la necesidad de una reforma absoluta al calor del periodo de redescubrimiento que supuso el “Renacimiento”, dónde vino a fallar fue en que realmente no calibró la profundidad de sus palabras para con el tiempo que le tocó vivir. Quizás no sea responsabilidad del filósofo o el teólogo, medir las consecuencias, pero no menos es de esperar que el tirón de orejas se pueda producir a tenor de las consecuencias. Exponer para una mente brillante, considerada “humanista”, aún sonando paradójico, no debe suponer problemas. Lo tachable es que normalmente la brillantez de estas mentes no sean capaces de asimilar que van a ser difícilmente entendidos. Erasmo sin duda dio la base para la Reforma religiosa -y por ende social- en Europa, pero luego no quiso asimilar que el plano teórico, necesita de una trasformación al plano de la realidad. Su “pollito”, no es más que la deprimida respuesta al huracán desatado.

El propio Martin Lutero quedó sobrepasado por la superioridad intelectual de Erasmo de Rotterdam. En sus epístolas, se puede observar como pasa de la adulación -Lutero- al pensamiento soberbio del segundo, al requerimiento inmediato, para después y con acritud despreciar lo que paradójicamente más recordamos de Erasmo de Rotterdam; su independencia. Erasmo de Rotterdam planteó, pero quedó abrumado por la magnitud y consecuencia de su pensamiento adelantado. Hoy en día la historiografía, tiende a favorecer la imagen de Erasmo de Rotterdam, por la simpatía que el momento actual representa en las ideas por el descritas. El mundo no entiende de contextos, solamente de resultados. Es finalmente como si se quisiera imponer que el mundo entero fue quién no se adaptó a los planteamientos del teólogo. Sin embargo, la realidad es que el periodo de brillantez impuesto por el “Renacimiento”, se vio convertido en una de las épocas más oscuras en cuanto al pensamiento en Europa.

lutero

Martin Lutero 1483-1546. No destacaré por mi apoyo a Martin Lutero, del cual resumiría sus intensos claroscuros. Si le cabe el honor de ser el típico brazo ejecutor de las ideas. Los pensadores adolecen de miopía consecuente, y jamás son capaces de llevar a cabo lo que plantean. Normalmente se necesitan “Luteros” que son los que dan vida a las ideas. A pesar de que desagradaba enormemente a Erasmo de Rotterdam que Lutero se basara en él, su influencia es innegable. Tanto que el alemán jamás le perdonaría que Erasmo permaneciera inmóvil ante la plasmación de sus propias ideas.

La paradoja es que sus ideales “humanistas” pasaron a ser la punta de lanza de la destrucción europea. Sentó la base intelectual para la división política y religiosa de Europa, y con ello para la muerte y destrucción en un periodo de absurdo oscurantismo. El jamás supo definir el resultado. Su mente tenía claro los acontecimientos, pero se mantuvo al margen de los hechos, haciendo de su independencia un mero parapeto. La ideas y la genialidad deben ser manejadas con sumo cuidado. Dones tales, pueden a priori ser útiles alicientes sociales, pero se debe tener en cuenta que una vez vertidas, los resultados no pueden ser los adecuados o esperados. El pensamiento y la filosofía, suelen sufrir esta maldición, que a los ojos de la ciencia, es el motivo de su condena. Falta de rigor y de resultados prácticos. Las ideas vertidas generan sinergias, sorprendentes para sus creadores. Resultados que una mente brillante, paradójicamente jamás se podrá explicar.

La historia desde Erasmo, o quizás antes, no deja de mostrar la repetición de este proceso. Idea avanzada, sociedad no preparada, resultados luctuosos a corto y medio plazo. Quizás el método deba ser así, no exista otra posibilidad, y sea inevitable que la aportación de unos pocos, deba ser llevada con dureza por los muchos, no lo sé realmente, finalmente solo me planteo la inevitable consecuencia: ¿El progreso entonces es un acto de humanismo o de ilustrado egoísmo?

Un Saludo.